| 4/12/2006 12:00:00 AM

Críticas de EU hacen peligrar negociaciones de Doha

Desde Washington se dice que se deberían romper los nexos con la UE sobre comercio mundial, para concentrarse en pactos bilaterales.

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, rechazó las declaraciones del legislador estadounidense Hill Thomas sobre la participación europea en las negociaciones de libre comercio por considerarlas ofensivas.

En días pasados, Thomas dijo en Washington que su país debería romper los nexos con el bloque comunitario respecto a las gestiones sobre comercio mundial en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y en cambio debería concentrarse en pactos comerciales bilaterales.

En un sentido similar se ha pronunciado el representante comercial estadounidense Rob Portman, quien se mostró pesimista sobre la posibilidad de llegar a acuerdos en cuestiones claves de las discusiones antes del 30 de abril, fecha previsto para el acuerdo.

Mandelson aseguró que la Comisión Europea, ejecutivos de la UE y el Consejo de ministros regional consideran inadecuadas las declaraciones que se hacen contra las negociaciones especialmente en el Congreso estadounidense.

Asimismo, hizo un llamado a los miembros de la OMC no dejen pasar el plazo del 30 de abril para alcanzar acuerdos sobre los temas que obstaculizaron la ronda de negociaciones lanzada en Doha en 2001, los cuales giran principalmente en torno a la eliminación en los países ricos de los subsidios agrícolas, y la mayor apertura de los mercados de las naciones pobres para sus bienes industriales y servicios.

Igualmente, el comisario de Comercio europeo hizo énfasis en que todo el mundo debería redoblar sus esfuerzos para encontrar soluciones antes de que finalice este mes y alegó que los socios comerciales de los 25 les demandan demasiado y ofrecen poco.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?