| 12/10/2007 12:00:00 AM

Cristina Fernández asumió presidencia argentina

La presidenta estaba flanqueada por su esposo, el ahora ex mandatario Néstor Kirchner y por el flamante vicepresidente Julio Cobos.

Buenos Aires.- Cristina Fernández rogó el lunes a Dios "que me equivoque lo menos posible", al improvisar su mensaje inaugural luego de jurar ante el Congreso como nueva presidenta de la Argentina, quinta elegida en elecciones desde la restauración democrática en 1983 y la primera mujer en ingresar a la Casa de Gobierno por voto popular.

"Seguramente esto me va a costar más, porque soy mujer, siempre nos va a costar más a nosotras, pero creo tener la fuerza para hacerlo, no solamente por el ejemplo de Eva Perón, que seguramente hubiera merecido esto más que yo, sino por el ejemplo de esas mujeres que con pañuelos blancos se atrevieron donde nadie se atrevía", agregó en alusión a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, presentes en la ceremonia y ovacionadas por el público.

En su mensaje, la nueva mandataria abogó por la pronta liberación de la secuestrada y ex candidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt, cuya madre asistía a la ceremonia. "Dios ilumine al presidente de la hermana Colombia para alumbrar una solución, sin que ello implique inmiscuirnos en sus asuntos internos", expresó.

Cristina Fernández se dirigió entonces al presidente uruguayo Tabaré Vázquez, quien llegó exclusivamente por pocas horas, para asistir a la ceremonia, en reflejo de la tensa situación de su país con la Argentina por la disputa por la instalación de plantas de celulosa sobre un río fronterizo.

"Quiero decirle que no va a tener de esta presidenta ningún gesto que profundice las diferencias que tenemos, pero también le digo que esta situación por la que atravesamos no nos es imputable. Más allá de medidas que podemos no compartir, nos presentamos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya porque se violó el Estatuto (bilateral) del río Uruguay. Este y no otro es el conflicto", expresó, para agregar que "siempre sentiremos a los uruguayos como nuestros hermanos".

La mandataria elogió la constitución, en la víspera, del Banco del Sur, integrado por siete países de la región, y agrego que "esta es nuestra casa, la América latina, lo que no significa que nos neguemos al mundo".

"Queremos fijar nuestra posición sobre la necesidad imperiosas de reconstruir el multilateralismo. El mundo unilateral es más injusto e inseguro", afirmó, tras lo cual dijo que "no creo en la violación de los derechos humanos como excusa para combatir al terrorismo, del que fuimos víctima en dos ocasiones, en 1992 y 1994". Finalmente, Cristina Fernández reivindicó los derechos argentinos sobre las islas Malvinas, ocupadas por el Reino Unido desde 1833.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?