| 1/9/2009 12:00:00 AM

Crisis del sector automotor sacude a Corea del Sur

Tokio/Seul.- Las automotrices surcoreanas Ssangyong y Hyundai se unieron el viernes a la larga lista de empresas del sector en serios problemas financieros, al tiempo que Moody's puso en revisión negativa la calificación crediticia de la japonesa Honda.

Mientras Ssangyong Motor Corp se declaró en quiebra y dijo que recortará salarios por hasta un 30 por ciento, Hyundai Motor Co -la quinta mayor automotriz del mundo- anunció que reducirá su producción en sus plantas locales entre un 25 y un 30 por ciento este trimestre.

Fábricas de autos en todo el mundo han detenido su producción, cerrado plantas, eliminado empleos y extendido vacaciones para liquidar los inventarios de vehículos sin vender en el peor año para la industria en décadas.

El presidente ejecutivo de Ford Motor Co, Alan Mulally, sostuvo que había pocas perspectivas para una pronta mejoría de las ventas, abriendo un agrio panorama para el 2009.

También coincidieron los analista de Moody's con ese pronóstico.

Al tomar su decisión sobre Honda, la agencia calificadora advirtió que "el negocio automotor en todo mercado desarrollado está en recesión, especialmente desde octubre del 2008, lo que persistirá durante el 2009 y después".

Si la agencia bajara la calificación de Honda, elevaría sus costos para pedir préstamos. La firma tiene deudas a largo plazo por alrededor de 26.000 millones de dólares que son afectadas por la revisión, indicó Moody's.


Las ventas del grupo BMW se hundieron un 4,3 por ciento en el 2008, debido a que una baja de un 5,8 por ciento en las entregas de la marca BMW opacó las cifras récord de las líneas Mini y Rolls-Royce.


La francesa Renault dijo que su prioridad de este año será reducir los inventarios, luego de que sus ventas cayeron un 4,2 por ciento en el 2008.


También se ha desacelerado e incluso retrocedido la demanda en algunos mercados emergentes, sostuvo Moody's, lo que ha quedado en evidencia por el lento crecimiento de las ventas de China, publicadas el viernes.


2009

Las ventas de autos en Estados Unidos, el mayor mercado del mundo, se hundieron un 36 por ciento en diciembre y la golpeada industria cerró su año más débil desde 1992.

Ford es el más saludable de los tres grandes fabricantes de Estados Unidos, pero sus ventas nacionales cayeron alrededor de un 20 por ciento en el 2008 y reportó pérdidas por 8.700 millones de dólares en los primeros nueve meses de ese año.

"Creemos que la economía se seguirá contrayendo, al menos en los primeros dos trimestres", dijo Mulally a los periodistas en la Feria de Electrónica de Consumo en Las Vegas.

Su rival General Motors Corp, que logró un rescate estatal por 13.400 millones de dólares para evitar un colapso, indicó el jueves que confía en conseguir concesiones de su principal sindicato para cumplir con los requisitos del paquete de salvamento.

GM dijo el viernes que las ventas de su unidad europea cayeron un 6,5 por ciento en el 2008.

En un momento, la industria había soñado con que los mercados emergentes serían la salvación, pero la crisis de las ventas se ha ido extendiendo a esas naciones también.

En una extraña buena noticia para el sector, la unidad china de Volkswagen dijo que rompió un nuevo récord de ventas en el 2008, pero advirtió que persiste la incertidumbre para este año.

En Francia, el Ministerio de Finanzas mantendrá un encuentro el 20 de enero con automotrices y productores de autopartes para discutir qué medidas tomar para reactivar al sector.

El jefe de ventas de Renault, Patrick Blain, dijo el viernes que "las necesidades financieras de Renault suman cerca de 9.000 millones de euros (12.300 millones de dólares) al año. Golpearemos todas las puertas necesarias y esperamos que el Estado nos ayude a encontrar liquidez".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?