| 11/7/2009 10:00:00 AM

Crédito al consumidor en EEUU cae por octavo mes consecutivo

Los consumidores estadounidenses pidieron menos préstamos por octavo mes consecutivo en septiembre, cuando establecieron una marca sin precedente en medio del aumento del desempleo y condiciones más estrictas de crédito.

Washington — Los economistas están preocupados por la posibilidad de que la declinación en los préstamos frenen la recuperación económica incipiente.

El crédito cayó a una tasa anual de 14.800 millones de dólares en septiembre, el retroceso más grande desde julio, informó el viernes la Reserva Federal.

La cifra del banco central estadounidense superó los 10.000 millones que los economistas habían pronosticado.

Los estadounidenses piden prestado menos al tiempo que tratan de reparar los ahorros perdidos y reabastecer sus fondos en medio de un mercado laboral sombrío. Muchos enfrentan dificultades para obtener crédito luego de que los bancos, afectados por la peor crisis financiera en décadas, han vuelto más estrictas las normas para préstamos.

Incluyendo préstamos para automóvil, el crédito no revolvente cayó a una tasa anualizada de 3,7% en septiembre, después de subir 0,1% en agosto. El avance de agosto reflejó el aumento en las ventas de automóviles, luego que los consumidores buscaron aprovechar un programa que daba bonificaciones en efectivo para que la gente sustituyera sus vehículos viejos.

La declinación general de 14.800 millones de dólares en los préstamos dejaron el crédito total al consumidor en 2,46 billones de dólares en septiembre. La tasa anualizada de declinación, de 7,2%, siguió a una caída de 4,8% en agosto. El reporte de la Fed no incluye hipotecas ni otros préstamos garantizados por bienes raíces.

Los ocho meses consecutivos de retroceso en el crédito al consumidor son el periodo más largo que se haya registrado desde 1943.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?