| 12/16/2005 12:00:00 AM

Crecimiento de Latinoamérica se fortalece desde el sur

Según el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2005, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

El 2005 marcará el tercer año consecutivo de crecimiento de América Latina y el Caribe, con un aumento del producto interno bruto (PIB) estimado en 4,3%, lo que supone un alza del PIB per cápita cercana al 3%. El desempleo disminuyó desde el 10,3% el año pasado al 9,3% en 2005. A su vez, se aprecia un descenso de los índices de pobreza desde el 44% en 2002 al 40,6% en 2005.

El dinamismo de la demanda interna en los países de la región y el entorno favorable de la economía mundial, que creció un 3,3% en el 2005, posibilitaron este desarrollo, según el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2005, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para 2006 se prevé la continuación de la fase expansiva del ciclo económico con una tasa del 4,1% para América Latina y el Caribe. De confirmarse estas proyecciones, el crecimiento promedio del período 2003-2006 será levemente superior al 4% anual, mientras que el PIB per cápita acumulará un aumento cercano al 11%. En el período 1990-2002 la región creció al 2,6% anual. Aunque este es un hecho auspicioso, no puede ignorarse que la región está creciendo menos que el conjunto de los países en desarrollo, cuyo producto aumentaría un 5,7% en promedio entre 2003 y 2006.

Las subregiones muestran comportamientos diferentes, siendo los países del Cono Sur y de la Comunidad Andina los que más crecen. Encabezarán el crecimiento Venezuela (9%), Argentina (8,6%), Uruguay (6%), Chile (6%) , Perú (6%) y Panamá (6%).

La CEPAL destaca que una característica distintiva de este período de auge es el superávit creciente en la cuenta corriente de la balanza de pagos, hecho sin precedentes en la historia económica de la región del último medio siglo. Se estima que en 2005 el saldo de la cuenta corriente será positivo, equivalente al 1,3% del PIB (0,9% en 2004 y 0,5% en 2003), aunque con diferencias entre las subregiones.

Sin embargo, contrasta que mientras en América del Sur el superávit de la cuenta corriente representará el 3% del PIB en el 2005 (2,5% en 2004 y 2,1% en 2003), las proyecciones de la Cepal para Centroamérica y México apuntan a un déficit equivalente al 1,8% del PIB en el 2005 (1,4% en el 2004 y 1,6% en el 2003) mientras que en el Caribe, si se excluye a Trinidad y Tabago, exportador neto de petróleo, el déficit de cuenta corriente supera el 10% en estos tres años.

La mejora de los términos del intercambio y las remesas de los emigrados ayudan a explicar la evolución de la cuenta corriente. El crecimiento económico mundial y la creciente participación de China, India y otras economías asiáticas mejoraron los términos del intercambio de los países de América del Sur (31% de aumento entre la década del 90 y 2005) y en menor medida de México (22% de alza en el mismo período).

En cambio, los países de Centroamérica, importadores netos de petróleo y competidores de China en el mercado estadounidense de productos textiles, sufrieron el deterioro de sus términos del intercambio (12% entre la década del 90 y 2005), y una reducción significativa de la tasa de incremento de las ventas externas.

Por otro lado, estos países y México recibieron un gran volumen de remesas de trabajadores emigrados. Las diferencias en la evolución económica se evidencian también al observar lo que ocurre con la inversión. Mientras en el 2005 la formación bruta de capital fijo se incrementó en América del Sur a una tasa promedio superior al 12%, en Centroamérica y México se expandió al 6,1%, porcentaje que se reduce al 2% si el cálculo se limita a los países de Centroamérica.

En todo caso, aunque la inversión muestra una recuperación, aún está debajo de los niveles de 1998. "Crecer a tasas más altas, un requisito indispensable para reducir la tasa de desempleo más rápidamente, exige un aumento de varios puntos de la tasa de inversión", señala la CEPAL.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?