| 6/18/2008 12:00:00 AM

Crecimiento de cultivos en Colombia es sorprendente: ONU

Bogotá.- La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) dijo el miércoles que el aumento de 27% en los cultivos de coca en Colombia el año pasado es sorprendente y un verdadero "shock".

"El incremento en los cultivos de coca en Colombia es una sorpresa y un shock: una sorpresa porque llega en un momento en que el gobierno de Colombia intenta fuertemente erradicar la coca y un shock debido a la magnitud de los sembradíos", dijo Antonio María Costa, director de la UNODC en un comunicado divulgado a la prensa.

De acuerdo con el informe, los cultivos de coca, materia prima de la cocaína, eran en Colombia de 99.000 hectáreas en 2007, comparado con las 78.000 hectáreas del 2006.

"Pero esta mala noticia debe ser puesta en perspectiva", agregó Costa. El estudio de la UNODC muestra que casi la mitad de toda la producción de cocaína (288 toneladas métricas) y un tercio de los cultivos (35.000 hectáreas) provienen de sólo 10" de las municipalidades del país, aseguró.

"De la misma forma en que en Afganistán, donde la mayor parte del opio se cultiva en provincias con fuerte presencia del Taliban, en Colombia la mayor parte de la coca se cultiva en áreas controladas por insurgentes", aseguró. El año pasado, la policía de Colombia, con el apoyo de Estados Unidos, utilizó aviones para fumigar 153.100 hectáreas de cultivos de coca, mientras manualmente erradicó otras 66.300 hectáreas.

Washington ha destinado a Colombia más de 5.000 millones de dólares en los últimos siete años tanto para combatir a la insurgencia armada como a la multimillonaria industria de la cocaína colombiana, la mayor del mundo, y que por décadas ha alimentado tanto a las guerrillas como a sus archienemigos paramilitares.

Los datos revelados en la jornada son un duro golpe para el gobierno del presidente Alvaro Uribe y su lucha de combatir tanto a los rebeldes como al narcotráfico. A pesar del aumento en los cultivos, dijo el informe, la producción de cocaína en Colombia, el mayor productor mundial de esa droga, permanece casi sin cambios: unas 600 toneladas anuales porque se están explotando plantíos de menor tamaño y dispersos y que rinden menos a la hora del cultivo.

El informe indicó que las principales razones para el crecimiento de los cultivos fueron tanto que los cultivadores replantaron terrenos que ya habían sido erradicados, así como cambios en la metodología del conteo y que ahora detectaron cultivos que en años anteriores no habían sido divisados. "Claramente antes no veían mucho y esto (la nueva cifra) significa que ven más", dijo Adam Isacson, del Centro para Política Internacional, con sede en Washington. "Por lo menos podemos estar seguros de que no se están reduciendo y que quizá están creciendo significamente", agregó en entrevista telefónica.

La otra razón para el crecimiento, de acuerdo al informe, es que los cultivadores replantaron zonas que ya habían sido erradicadas. Las opciones de los cultivadores son "intentar cosechar algo que no dará ganancias o arriesgarse con la coca y sacar alguna ganancia", añadió Isacson.

Una de las consecuencias del multimillonario plan antidrogas es que los cultivos se han extendido desde su tradicionales zonas, al sur colombiano, hacia el resto del país. "Ha habido una expansión del área cultivada de cuatro departamento en el sur y este de Colombia...a 25 de los 32 departamentos" del país, dijo Bruce Bagley, profesor de estudios internacionales de la Universidad de Miami. El resultado de esa expansión es un aumento significativo en el número total de las hectáreas cultivadas y una dispersión de los cultivos, lo que hace más difícil atacarlos por fumigación aérea", agregó en diálogo telefónico.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?