| 7/29/2010 5:10:00 PM

Crecimiento de Brasil se desacelera, dice el Banco Central

El Banco Central de Brasil se mostró menos propenso a elevar la tasa de interés en los próximos meses tras afirmar que la economía está adoptando un ritmo de crecimiento más lento, con menores riesgos de inflación.

Sao Paulo.- Hay señales de que la economía se ha movido hacia un "equilibrio a largo plazo, donde los efectos del desarrollo de riesgos de inflación disminuyen", señalaron los consejeros del Banco Central según mostraron el jueves las minutas del encuentro de la semana pasada para fijar la tasa de interés.

En esa reunión, el Banco Central elevó la tasa en 50 puntos base, a un 10,75%, menos de lo esperado por el mercado.

La autoridad monetaria dijo que ajustará su política monetaria en línea con el panorama económico, particularmente en la medida en que bajan las expectativas de inflación.

Los consejeros del Banco Central también manifestaron nuevas preocupaciones de que la crisis de deuda de Europa y la debilidad económica de Estados Unidos puedan tener un impacto negativo en Brasil, que hasta hace poco había desafiado los embates externos.

El tono de las minutas fue tomado como una señal de que aunque el ciclo de endurecimiento no haya terminado, podría estar más cerca de su fin que lo que se pensó originalmente, afirmaron algunos economistas.

"Estamos muy cerca del fin del ciclo", dijo Flávio Serrano, economista de BES Investimento en Sao Paulo.

Serrano sostuvo que aún espera un alza de la tasa de interés referencial, Selic, en la próxima reunión del Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central, pero que era posible una pausa si Brasil sucumbe a la turbulencia financiera externa.

Otros países también han interrumplido sus planes de endurecimiento monetario debido a la debilidad económica global, incluyendo Australia y Nueva Zelandia.

TASA SELIC

Las minutas del Copom, junto con recientes señales de que la actividad económica brasileña se ha enfriado significativamente desde mayo, podrían provocar una amplia revisión de las expectativas de tasas de interés hasta fin de año.

Los economistas locales fueron sorprendidos por la decisión sobre la tasa de interés de la semana pasada, pues la mayoría esperaba un alza de 75 puntos base, a un 11 por ciento.

"Creemos que el principal mensaje (del Banco Central) es que si los datos (económicos) lo permiten, preferirían terminar el ciclo de endurecimiento monetario más temprano que tarde", dijo Goldman Sachs en un informe.

Las expectativas de inflación de Brasil en el 2010 han declinado consistentemente en las últimas semanas.

El mercado estima que la inflación se ubicará en un 5,35% a fin de año, según la mediana de previsiones de los economistas consultados en el más reciente sondeo semanal Focus del Banco Central.

El Banco Central usa una meta de inflación del 4,5% anual, con una tolerancia de dos puntos porcentuales, como guía al momento de establecer la tasa de interés.

"No es el fin del ciclo de endurecimiento" monetario, comentó Luciano Rostagno, estratega jefe de CM Capital Markets. "El banco sólo adaptó el ritmo de alzas de la tasa a la mejor perspectiva para la inflación", agregó.

 

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?