| 6/14/2010 2:00:00 PM

Crecería escándalo de lavado de dinero en el Santa Fe

El escándalo que afecta al equipo colombiano Independiente Santa Fe por presuntamente haberse convertido en una gigantesca máquina de lavado de dinero del narcotráfico amenaza con crecer, según las autoridades.

BOGOTA — El "Expreso Rojo", fundado por jóvenes educados en Europa y guiado en su época de oro por miembros de la sociedad bogotana, supuestamente pasó a manos de personas con vínculos criminales, aseguran los fiscales colombianos.

Los actuales directivos del Santa Fe niegan que dineros sucios hayan entrado a sus arcas, al contrario de las afirmaciones de la Fiscalía General de la Nación y el director de la policía nacional. En tanto, se aguarda que esta semana la fiscal de Nueva York Bonnie Klaper revele evidencias del caso que investiga de tráfico de droga colombiana a Estados Unidos, en que estarían involucrados narcotraficantes que habrían penetrado las arcas del Santa Fe.

El director de la policía, general Oscar Naranjo, solicitó el fin de semana que no se estigmatice a los conjuntos de fútbol pero aseguró que los narcotraficantes aún usan algunos clubes para lavar dinero y subrayó que "el proceso (contra Santa Fe) está sustentado en pruebas irrefutables".

El detonante fue la captura a partir de abril en Estados Unidos, Argentina y Colombia de presuntos narcotraficantes —entre ellos el padre de uno de los futbolistas del conjunto bogotano— e información documentada de la agencia de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos y las autoridades argentinas en el marco de la llamada "Operación Cuenca del Pacífico".

"Se pudo establecer que no sólo el señor Ricardo Villarraga, que fue capturado en Estados Unidos, tiene un hijo (de mismo nombre) jugando en Independiente Santa Fe, sino que también los señores Claudio Silva y Luis Caicedo aportaron dinero a este equipo", precisó Ana Margarita Durán, jefa de la Unidad Antinarcóticos de la Fiscalía en rueda de prensa.

César Pastrana, presidente del Santa Fe desde hace tres meses, rechazó las acusaciones y sostuvo que si el equipo se hubiese convertido en el medio para lavar dinero del narcotráfico no arrastraría un déficit que, según dijo, es de dos millones de dólares.

Los cambios de directivos han sido frecuentes en la última época, marcada por la contratación de muchas figuras y la transitoria vinculación entre el 2008 y el 2009 del técnico Hernán Darío Gómez, que dimitió ante los malos resultados y hoy dirige la selección de Colombia.

Santa Fe, dueño desde 1948 del primer campeonato del balompié colombiano, tras una importante inversión se dio el lujo de enfrentar a Real Madrid en el estadio El Campín de Bogotá en agosto del 2008.

Las inquietudes sobre el entorno de los equipos no son nuevas. En los años 80, el entonces ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla denunció que el fútbol estaba infiltrado por capos de las drogas. Lara Bonilla fue asesinado en su automóvil por sicarios al occidente de Bogotá el 30 de abril de 1984.

El equipo 'cardenal' ha sido foco de escándalos que han ido en aumento.

César Villegas, quien asumió la presidencia del club en 1985, fue condenado por recepción de dineros del narcotráfico 10 años más tarde y sicarios lo asesinaron en Bogotá en marzo de 2002.

Villegas conoció en la cárcel a Luis Eduardo Méndez, condenado por haber ayudado a la fuga del narcotraficante puertorriqueño Fernando Montañez.

Una vez libre, Méndez obtuvo de los herederos de Villegas el control de las acciones de Santa Fe y lo presidió desde el 2003 hasta febrero del 2007, cuando dimitió luego de ser condenado por un tribunal de Miami por obstrucción a la justicia por presuntamente alertar a un narcotraficante colombiano de que sería detenido.

Méndez fue condenado a 70 meses de cárcel pero logró una reducción de pena y regresó a Colombia en enero. Hace poco, estuvo en el palco de la liga profesional Dimayor durante la final del torneo Apertura del fútbol colombiano, según informaciones de prensa.

El abogado Villarraga, padre de un jugador del Santa Fe y ex director de la policía judicial del DAS, también estuvo en la cárcel por el caso Montañez y supuestamente le recomendó a Méndez un abogado en Miami, según el diario El Espectador de Bogotá.

Villarraga ahora está detenido en Estados Unidos y la Fiscalía lo vincula con el Santa Fe, al igual que a Silva y a Caicedo.

Las autoridades locales, entretanto, enfocan sus investigaciones en lo que sucedió desde el momento del asesinato de Villegas y en la relación de Méndez y sus amigos con el equipo.

"El ex presidente de Santa Fe, Luis Eduardo Méndez, fue quien les abrió las puertas del equipo a (el comerciante de esmeraldas Julio Alberto) Lozano Pirateque, a Silva y a Caicedo, quienes ingresaron con la camiseta de 'inversionistas' y hoy tienen puesta la de extraditables", sostuvo el matutino El Tiempo de Bogotá.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?