| 11/10/2006 12:00:00 AM

Crece demanda de productos naturales en el mundo

Empresas colombianas avanzan en la consolidación de la biodiversidad local en el exterior.

Bogotá.- Según Proexport, las plantas medicinales y aromáticas son una parte fundamental de algunas formas de medicina alternativa como la herbal y la homeopática, y por ello, su demanda en el mercado internacional, representa posibilidades para Colombia, principalmente para laboratorios de productos naturales y empresas de la industria farmacéutica.

De acuerdo con cifras del Centro de Comercio Internacional de la Organización Mundial de Comercio, en 2005 el valor del intercambio global de productos naturales fue de 65 mil millones de dólares. Por ejemplo, en Europa, uno de los mercados más dinámicos para este sector, son usadas comercialmente cerca de 200 plantas medicinales, de las cuales solo dos tercios son nativas de esta región.

En Colombia, según cifras de Proexport, a julio de 2006 las exportaciones al mundo de productos naturales como plantas, partes de plantas, semillas, frutos utilizados en perfumería, gomas, resinas, bálsamos naturales, jugos, extractos vegetales, mucÍlagos y espesativos de la algarroba; entre otros, sumaron 3.2 millones de dólares. Los principales destinos de estos productos en el periodo fueron: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Polonia, Venezuela, España y Países bajos, entre otros.

De acuerdo con la Entidad, en Colombia no existe aún un mercado consolidado de plantas medicinales y, a diferencia de los mayores productores y exportadores de éstas, como China, Nepal, Sri Lanka, y Bulgaria, entre otros, su comercialización se realiza a través de plazas de mercado, aunque también se extiende a tiendas naturistas y laboratorios que otorgan un mayor valor agregado al producto.

“La industria de productos naturales y plantas medicinales tiene dos aspectos fundamentales que le permiten destacarse como un sector potencial dentro de la industria farmacéutica colombiana. En primer lugar, se encuentra la biodiversidad pues es el segundo país más rico en especies del mundo, después de Brasil. En segundo lugar, se destacan los avances en materia de reglamentación para la producción, comercialización, uso, importación y exportación de estos productos que se han adelantado en Colombia”, señala un informe de Proexport.

En el país existen cerca de seis mil especies de flora con algún tipo de característica medicinal, sin embargo, solo son comercializadas 156 especies. Las hierbas y plantas que presentan mayor demanda en el mercado mundial son la caléndula, seguida por la alcachofa, la valeriana y el ajo, aunque también se destacan el diente de león y la ortiga.
 
Para Rodrigo Martínez, investigador en Biocomercio Sostenible del Instituto von Humboldt, el potencial de Colombia en este sector es importante, sin embargo, es necesario enfocar la exportación en productos de la biodiversidad nativa, es decir característicos de la región, para obtener así un valor diferenciador en el mercado.

“Las hierbas frescas, por ejemplo, son los principales productos naturales para sazonar comidas; en materias primas, el potencial se encuentra en los ingredientes naturales con propiedades medicinales; en colorantes, se están realizando las primeras exportaciones de jagua (genipa americana) a Europa por valor de 20 mil dólares; en tintes naturales, como producto terminado, Colombia exportó 150 mil dólares a Ecuador, Perú y Centro América en 2005”, indicó Martínez.

Proexport y el Instituto von Humboldt, avanzan desde el año anterior en la realización de estudios de mercado, que permitan evaluar la viabilidad de los productos naturales colombianos en el mercado mundial. De hecho, a mediados de 2006 se realizó el lanzamiento del Sistema de Información de Mercados para Bienes y Productos de la Biodiversidad, una herramienta en línea que permite a los empresarios del ramo, conocer de cerca las tendencias internacionales del sector.

Para Martínez, además de tener en cuenta esta herramienta, los productores nacionales deben avanzar en la certificación de Buenas Prácticas Agrícolas y en Buenas Prácticas de Manufactura, como requisito para acceder a los mercados internacionales, además de asegurar una oferta constante, y en los tiempos y calidades requeridos por el comprador.

“Es necesario avanzar primero en la investigación de las propiedades y principios activos de estos productos, para posteriormente realizar campañas de promoción como lo ha hecho Perú; sumado a esto, debemos avanzar en el desarrollo de nuevas tecnologías para transformación de las plantas medicinales”, señaló Martínez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?