| 6/14/2007 12:00:00 AM

Crece demanda de hidrocarburos

El año pasado fue el segundo año consecutivo en el que el crecimiento energético global se desaceleró, incrementándose en 2.4%, por debajo del 3.2% registrado en el 2005. Sin embargo, el incremento continúa siendo más alto que el promedio de los últimos 10 años.

Según el informe enviado hoy a los medios de comunicación por BP Exploration Company Colombia, el 2006 fue otro año de precios de energía altos y volátiles. Aunque el crecimiento del consumo energético se desaceleró, la demanda de hidrocarburos continúa por encima del promedio histórico.

El siguiente es el texto del informe:

La tendencia de los últimos años, que ha visto una fuerte demanda del Pacífico Asiático, y de China en particular, se ha ratificado: la demanda china se ha incrementado en más de 8%. En China, el uso de todas las formas de energía se incrementó en el último año, llevando la porción mundial de consumo del país asiático a más del 15%.


Los elevados precios de energía conllevaron a desacelerar el consumo de los mayores importadores de energía, particularmente de los Estados Unidos donde el consumo primario cayó 1% en 2006, en comparación al 2005, a pesar del crecimiento económico. El uso de petróleo, gas natural y carbón disminuyó, mientras que la energía nuclear y la hidroelectricidad aumentaron.

Las reservas de petróleo y gas se mantuvieron estables durante el año, con las proporciones de reservas – producciones constantes en 40 años para el petróleo y 60 años para el gas. A pesar de una pequeña declinación en 2006, las reservas de petróleo siguen siendo, aproximadamente, 15% superiores a las registradas hace una década, alrededor de los 1,2080 trillones de barriles. Las reservas globales de gas estuvieron por encima en los 181 trillones de metros cúbicos, con los Estados Unidos y los miembros de la OPEP mostrando incrementos.

Petróleo: la caída de 400.000 barriles por día en el consumo de los países desarrollados, la disminución más marcada en más de 20 años, demuestra el impacto de los altos costos del petróleo. Los precios alcanzaron un máximo de $78 dólares por barril en agosto mientras que el precio promedio, según Brent, se incrementó 1/5 a $65.14 dólares el barril durante 2006. La declinación en el consumo de los países desarrollados fue el factor principal para el débil crecimiento global en el consumo de petróleo desde 2001, un 0.7% o la mitad del promedio de la década pasada.

La producción total se incrementó, aproximadamente, en 0.4%, a 81.7 millones de barriles por día. Haciendo frente a la débil demanda, la OPEP recortó la producción a finales de 2006, por primera vez en casi dos años. Para el 2006, en total, la OPEP incrementó la producción, en promedio, en 130.000 barriles por día para alcanzar los 34.2 millones de barriles por día.

Entre los productores de la OPEP, los mayores incrementos se dieron en Emiratos Árabes Unidos e Irak, mientras que las mayores reducciones se registraron en Arabia Saudita, Venezuela y Nigeria. Para los países no miembros de la OPEP, la producción se incrementó alrededor de 300.000 barriles por día durante 2006; sin embargo, este incremento fue menos de la mitad del promedio de los últimos 10 años. Los mayores incrementos se presentaron en Rusia, alrededor de 220.000 barriles por día, Azerbaiján, Angola y Canadá. La producción de crudo se redujo, por séptimo año consecutivo, en el Reino Unido, y en los Estados Unidos, por sexto año consecutivo.

Gas: el consumo, jalonado por las altas demandas de Rusia y China, se incrementó en 2.5% durante el 2006, cifra cercana al promedio de la década pasada. Estos incrementos compensaron las reducciones de demanda de los Estados Unidos y Europa. La disminución en Europa se dio por la combinación de altos precios y temperaturas inusualmente altas. La demanda de gas rusa, casi igual al total de la demanda de la región de Asia – Pacífico, se incremento en 7% durante el 2006, contribuyendo así en un 40% al incremento global total. El consumo de China creció más de 20% y llegó a los 55.600 millones de pies cúbicos.

La producción de gas se incrementó más que en años pasados, alrededor de 3%, principalmente por Rusia. Los Estados Unidos también mostraron una recuperación después de los serios daños provocados por huracanes durante el 2005. La producción del Reino Unido cayó por sexto año consecutivo.

Carbón: dominado por China, el carbón fue una vez más el hidrocarburo con mayor crecimiento. Por octavo año consecutivo la demanda china continuó creciendo; sin embargo, el crecimiento de 8.7% demuestra una reducción en comparación al crecimiento de dos cifras registrado en años recientes. China continúa consumiendo el 70% del carbón en el mundo. Aún excluyendo a China, el consumo mundial de carbón demuestra estar creciendo. Mientras que el consumo en los Estados Unidos disminuyó por segundo año consecutivo, el consumo en el Reino Unido y otros países industrializados creció por tercer año consecutivo.

Energía nuclear e hidroelectricidad: los países industrializados fueron los que, mayoritariamente, contribuyeron al incremento global de 1.4% en la producción nuclear, esto debido a los aumentos en capacidad de utilización y producción. La generación hidroeléctrica se ubicó por encima del promedio de la década en 3.2%, con unos incrementos marcados en las capacidades de China, India y Brasil. El incremento de lluvias en los Estados Unidos compensó por las reducciones en Canadá y Escandinavia.

Renovables: el uso de energía solar y eólica continúa creciendo rápidamente, pero desde una base baja. La capacidad instalada de energía eólica creció un 25% durante 2006, pero sigue siendo menos del 1% de la capacidad global de producción de electricidad. La energía solar también mostró un incremento marcado pero, al igual que otros renovables como eólicos, depende de subsidios gubernamentales, y contribuye menos que los eólicos a la generación global de poder. El etanol se incrementó en 22%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?