| 3/12/2007 12:00:00 AM

Crearán nuevo impuesto para la banca en Venezuela

El superintendente tributario, José Vielma Mora, dijo al portal de internet FinanzasDigital.com, que su despacho pedirá al Ejecutivo, como parte de la ley habilitante, una modificación de las leyes de bancos y del ISLR para que la banca "pague un Impuesto Sobre la Renta de 34%" por sus posiciones de títulos de deuda pública.

Caracas.- El organismo recaudador de impuesto propondrá al Ejecutivo una reforma legal para obligar a la banca a que pague un Impuesto Sobre la Renta (ISLR) de 34% por los bonos de deuda pública, que en la actualidad están exonerados de tributos, declaró el lunes el jefe del ente estatal.

El presidente Hugo Chávez está impulsando una serie de reformas legales y el diseño de nuevas legislaciones apoyado en la ley habilitante que le dio la Asamblea Nacional en enero pasado.

"No puede ser que la banca se embolsille toda la ganancia y que luego vengan a exigir seguridad y otros beneficios por parte del Estado", expresó Vielma Mora al justificar la creación del tributo para las instituciones financieras.

"Nosotros le vamos a poner control a la banca y sabemos que vamos a ser muy cuestionados y que esa medida va a generar mucha resistencia, pero si queremos hacer una verdadera revolución socialista y de igualdad, la banca tiene que pagar impuestos. El objetivo es cero privilegios para ese sector", agregó.

La banca local logró durante el 2006 utilidades netas por unos 1.587 millones de dólares, lo que significó un crecimiento de 29,24% respecto al año anterior.

Chávez anunció a comienzos de año que establecerá un impuesto a los consumos suntuarios como parte del proceso para llevar al país hacia un modelo socialista.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?