| 7/16/2010 12:15:00 PM

Crean una fundación en Colombia para prevenir peligros en redes sociales

Una fundación para prevenir a los niños y jóvenes de los peligros en Internet fue creada por el hermano de una joven colombiana asesinada por dos hombres que la contactaron en la red social Facebook para robarle sus pertenencias.

Bogotá.- La Fundación Annacha fue creada por el hermano de la víctima, Juan Camilo Chávez, y cuenta con el apoyo de la firma Microsoft.

Tendrá sedes en Bogotá y Villavicencio, desde donde se coordinarán los trabajos pedagógicos en colegios y universidades de toda Colombia.

Ana María Chávez, estudiante universitaria que murió el 17 de septiembre de 2009, recibió en la víspera un homenaje en el día que debía cumplir 20 años.

En su honor, se sembró un árbol en Bogotá y la familia presentó hoy oficialmente la fundación para que la experiencia que ella vivió sirva a otros jóvenes para que no se conviertan en posibles víctimas.

El objetivo de la entidad es "alertar y crear conciencia en los padres de familia, profesores, jóvenes estudiantes y niños, sobre el peligro que corren al entrar en contacto con desconocidos a través de Internet en los distintos portales que este servicio ofrece, tales como Facebook, Twitter, Messenger, entre otros".

Lo que se busca principalmente, es que los niños aprendan a identificar las alertas para saber cuándo se está en peligro y cuándo una información subida a la red no es confiable.

Juan Camilo Chávez dijo hoy a los periodistas que la fundación promoverá las alternativas de seguridad que se pueden aplicar en las redes sociales para que los jóvenes siempre informen a sus padres sobre quiénes conocen en la red.

La madre de la joven víctima, Ana Lucía Niño, afirmó que "ella decía que nadie le iba a hacer daño pero llegaron estos desadaptados y nos la quitaron, se llevaron a mi única hija".

Ana María fue asesinada en su apartamento del centro de Bogotá por dos hombres que la contactaron por Facebook, después de varias conversaciones por la red, se encontraron con ella, la mataron y le robaron sus pertenencias.

Su hermano comenzó un trabajo de investigación en la red que le permitió descubrir que los dos asesinos usaban el computador portátil de su hermana, así como su cuenta de Facebook para atraer a otras personas, y ofrecían en venta por Internet algunos de los objetos que le robaron a Ana María.

Posteriormente logró que fueran localizados y capturados por la Policía.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?