| 6/4/2010 10:30:00 AM

Costos de la limpieza del derrame en el Golfo serán "severos"

El director ejecutivo de BP Tony Hayward intentó el viernes tranquilizar a los inversionistas al decirles que la compañía puede enfrentar los costos "severos" y a largo plazo que tendrá el derrame de crudo en el Golfo de México.

Londres.- Hayward y otros altos ejecutivos se mostraron arrepentidos en su primer informe amplio a los accionistas desde la explosión de la plataforma Deepwater Horizon hace seis semanas. En una transmisión de audio por internet, enfatizaron su compromiso de reconstruir la manchada imagen de la compañía, mejorar las medidas de seguridad y recuperar la dañada costa del Golfo.

"Vamos a cumplir nuestras obligaciones como una compañía responsable y también como un paso necesario para reconstruir la confianza en BP como un miembro a largo plazo de las comunidades de negocios de Estados Unidos y del mundo", dijo el presidente de BP Carl-Henric Svanberg. "Esto se hará porque es de interés de los accionistas".

La empresa, que anunció la creación de un ente independiente para manejar la respuesta de largo plazo una vez que el derrame sea cortado, tuvo una recepción más cálida que en otros foros públicos en las últimas semanas.

No hubo preguntas abiertamente hostiles ni se debatió la venta de acciones de las últimas semanas que ha reducido el valor de la compañía en unos 70.000 millones de dólares. Tampoco se habló de la solidez de la posición de Hayward tras la serie de errores que cometió e incluso un analista británico lo felicitó por su manejo de la crisis.

Hayward dijo que era justo que él fuera blanco de gran parte de las críticas y dijo que estaba acostumbrado a lidiar con ellas.

"Es correcto que yo sea el pararrayos", dijo. "Hasta ahora, sigo ileso".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?