| 12/20/2007 12:00:00 AM

Costa Rica con superávit y buenas expectativas para 2008

El pago de los intereses de deuda consumió 814 millones de dólares, a pesar que el rubro decreció en un 3,2%.

San José_  Costa Rica cerró sus finanzas públicas acumuladas a noviembre con un superávit fiscal de alrededor 59 millones de dólares gracias al incremento en un 27,4% de sus ingresos, informó el jueves el ministro de Hacienda, Guillermo Zúñiga.

"Por octavo mes consecutivo logramos un superávit en medio de una gestión que ha permitido hacer muchos gastos importantes y necesarios para el país. Además, de forma muy realista, las previsiones para el 2008 son muy buenas", dijo Zúñiga en rueda de prensa.

Afirmó que se espera una mejor cifra para el crecimiento del país en el 2008, por encima de la proyectada por el Fondo Monetario Internacional del 5%. "No está mal (la cifra) pero yo soy más optimista", expresó sin dar un dato propio.

En detalle, los ingresos a noviembre sumaron 3.532 millones de dólares, destacando el comportamiento del impuesto de la renta, que creció un 37%, seguido por el de aduanas con un 30% en relación al mismo periodo del 2006, en tanto los gastos totales --incluyendo el pago de intereses por deuda externa-- llegaron a 3.473 millones de dólares, un incremento del 19,3%.

El pago de los intereses de deuda consumió 814 millones de dólares, a pesar que el rubro decreció en un 3,2%.

"Con estos datos se refuerza la posibilidad de cerrar el año con un déficit fiscal mucho menor... Podría ser que quedemos 'tablas' o que salgamos con superávit, pero prefiero ser reservado y decir que será de un 0,4% del producto interno bruto, para abajo", manifestó el jerarca.

Zúñiga resaltó que el comportamiento de las finanzas además ha contribuido a bajar el endeudamiento en casi un 8%, entre 2006 y 2007, "lo que nos permite cooperar con la estabilidad macroeconómica del país, reduciendo la pobreza, el desempleo y mejorando la inversión pública".

A pesar de los resultados, el ministro indicó que mantienen su proyecto de reforma tributaria, que antes se había planteado como un paquete, pero que ahora se discute en el Congreso en proyectos independientes, entre ellos el "Impuesto solidario al valor de la propiedad", popularmente denominado "impuesto a las casas de lujo".

"Con los recursos que tenemos en este momento, salimos de los compromisos, pero si se planea una modernización del estado, del país, para mejorar la competitividad y ponernos al nivel de otros países más adelantados, es indispensable también modernizar el sistema tributario", añadió.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?