| 6/10/2009 12:00:00 AM

Costa Rica permite a Del Monte abrir planta contaminante

La frutera multinacional Del Monte hace presencia en Costa Rica una vez más, pese a que los efectos que contaminan el agua eran ya conocidos, y se presentaron denuncias de ambientalistas y grupos comunales. Esta vez, se encuentra condicionada a instalar un sistema provisional que recolectará las aguas residuales mientras construye una planta de tratamiento de aguas.

SAN JOSE— Un tribunal ambiental en Costa Rica informó el miércoles que permitió la reapertura de una empacadora de piña de la multinacional Del Monte a pesar de confirmar que vertía contaminantes en fuentes de agua cercanas a la finca ubicada en la zona caribeña del país.

La medida condiciona a que la frutera instale un sistema provisional que recolectará las aguas residuales mientras construye una planta de tratamiento de aguas para evitar que los contaminantes lleguen hasta un río y una naciente cercanas, dijo el presidente del Tribunal Ambiental Administrativo (TAA), José Lino Chaves, en un comunicado.

El TAA, adscrito al ministerio del Ambiente, ordenó a inicios de mayo que la empacadora fuera cerrada por sospechas de la presencia en el agua de niveles no aceptables del "bromacil", un agroquímico considerado por la Oficina del Programa de Plaguicidas de Estados Unidas como un posible carcinógeno con un efecto residual de siete meses en el suelo.

El tribunal requirió que la Universidad Nacional analizara la presencia del químico en el agua y el resultado reveló que existen 4,8 microgramos de bromacil por litro en la caudales próximos a la fina de 600 hectáreas en El Cairo de Siquirres, a unos 90 kilómetros al noreste de la capital, donde la firma tiene la explotación. En Estados Unidos, por ejemplo, se permite un máximo de 0,6 microgramos por litro.

Del Monte no se había pronunciado respecto a la decisión del TAA.

La decisión del tribunal vino a ratificar denuncias de ambientalistas y grupos comunales desde hace unos dos años. Incluso las poblaciones cercanas, con unos 6.000 habitantes, son abastecidas con camiones cisterna para evitar que consuman el agua de los ríos próximos por la presencia de contaminantes.

Ante el cierre ordenado, la compañía presentó un recurso de revocatoria y otro de nulidad que fueron desestimados por el TAA al apuntar que las "muestras de laboratorio confirman una alta presencia de bromacil y otros agroquímicos en las aguas residuales que se descargan hacia el río Destierro y nacientes de las poblaciones de Milano, El Cairo y La Francia".

"El lugar en el que se tomó la muestra es precisamente el sitio donde se descargan las aguas residuales provenientes de la planta empacadora", detalló la resolución.

La resolución también forza a Del Monte a pagar estudios de monitoreo de la calidad del agua durante los próximos dos años en tanto se mantiene la medida de delimitación de las zonas de protección de los ríos, nacientes y quebradas ubicadas en la finca piñera.

Además del caso de la empacadora de Del Monte, las autoridades ambientales investigan unas 25 denuncias más relacionadas con empresas piñeras en todo el país.

Del Monte tiene décadas de operar en Costa Rica con cultivos en banano, piña y otras frutas.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?