| 10/5/2006 12:00:00 AM

Costa Rica intenta garantizar atraque de cruceros

El ministro de Seguridad, Fernando Berrocal, se reunió el jueves con representantes de taxistas y empresarios turísticos de Limón, ciudad portuaria ubicada a unos 120 kilómetros al este de la capital, donde el lunes próximo arrancará la temporada de cruceros.

San José.- El gobierno costarricense espera garantizar el atraque de cruceros en los puertos del Caribe que se han visto afectados desde días atrás por la demora intencional que aplican en sus labores los sindicalistas de la empresa estatal Japdeva, administradora de las terminales.

Se estima que para la temporada 2006-2007 llegarán a esa zona caribeña unas 130 embarcaciones de turismo. En la anterior fueron 120 embarcaciones con 184.350 visitantes.

"Limón puede convertirse, por sus bellezas naturales y el espíritu laborioso de sus gentes, en un emporio turístico, por lo que es justo reconocer que esta provincia cuenta con los principales muelles de exportación de Costa Rica, lo cual ayudará extraordinariamente al desarrollo económico del país", señaló el ministro.

Aunque Berrocal aseguró que pudo comprobar en persona que el funcionamiento en las instalaciones del muelle de Moín y del muelle Alemán "transcurren con normalidad", el sindicato de Japdeva aseguró que incrementarán las medidas de presión para lograr que el gobierno desista de dar en concesión esos atracaderos.

También al presidente de la Cámara de Turismo de Limón, Noel Ferguson, le preocupa lo que vaya a pasar : "Si los turistas llegan y se encuentras con calles bloqueadas y policías, ni siquiera saldrán del barco. El rumor correrá entre los cruceros y no atracarán aquí".

Días atrás, al inaugurar la temporada de cruceros en el Pacífico, el ministro de Turismo, Carlos Benavides, lanzó un llamado a los sindicatos para que no afecten la llegada de estos barcos flotantes al Caribe.

Hasta el momento la operación al menos en Moín es normal debido a que las autoridades enviaron policías para intervenir y agilizar el ingreso de los camiones con mercadería así como operadores privados para ciertos equipos.

El ministro de Coordinación Institucional, Marco Vargas, reconoció que de no lograrse un acuerdo con los trabajadores, una opción sería la contratación de personal privado extranjero, por ejemplo de Colombia.

Por los puertos caribeños pasa el 80% del comercio internacional del país. Hasta el momento, y debido a los retrasos en embarques, el sector exportador asegura pérdidas por unos 10 millones de dólares.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?