| 3/16/2006 12:00:00 AM

Costa Rica no está interesada en un TLC con Colombia

Mala noticia para la intención del Gobierno de Colombia de firmar un tratado de libre comercio (TLC) con Centroamérica.

El ministro de Comercio Exterior de Costa Rica, Manuel González, expresó que su país no está afanado por firmar un acuerdo comercial con Colombia, pese al interés que ha mostrado el Gobierno de Álvaro Uribe en adelantarlo.

Mala noticia para la intención de Colombia de firmar un tratado de libre comercio (TLC) con Centroamérica, pues podría verse frustrada cuando llegue el momento de iniciar conversaciones con ese país.

González aclaró que la idea no está descartada, pero que Colombia debe tener presente que en el sector productivo de su país consideran que las economía colombiana y costarricense, más que ser complementarias, son competitivas entre sí.

El ministro advirtió que las estructuras productivas de los dos países son similares, lo que no tiene mucho sentido a la hora de firmar acuerdos bilaterales. A su vez, agregó que Costa Rica podría considerar el tema hacia futuro, pero que de todas formas habrá que esperar dos o tres años para ver si cambia el panorama.

Costa Rica, que precisamente fue el último país de la región en cerrar negociaciones con EE.UU. en el TLC con Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta, por su sigla en inglés), ha dicho que no le interesa firmar acuerdos comerciales con economías que no le ofrezcan potencial de penetración y acceso a sus productos.

Hasta el momento, Colombia no había mencionado a Costa Rica públicamente como uno de los países con los que pretende iniciar conversaciones, pero el propio ministro costarricense confirmó que en varias ocasiones ha recibido manifestaciones de interés por parte del Gobierno colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?