| 11/6/2007 12:00:00 AM

Costa Rica entrega refrigeradoras solares a indígenas

La mayoría de poblados indígenas en Costa Rica están ubicados en zonas alejadas sin electricidad ni teléfonos, algunos incluso a días de camino a pie o a caballo, por eso, los medicamentos deben almacenarse por largos periodos.

San José.- La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) anunció el martes la entrega de refrigeradoras solares a varias comunidades indígenas en todo el país, para que conserven en ellas vacunas para una docena de enfermedades.

De acuerdo al presidente de la entidad, Eduardo Dorián, la inversión para adquirir los equipos superó los 112.000 dólares.

Las refrigeradoras se empezaron a distribuir el martes en helicópteros.

Dorián destacó que aparte de garantizar la eficacia de las vacunas, los equipos disminuirán costos de traslados, tiempo e inversión efectiva de los pacientes y referencias a otros centros de atención.

El anuncio de la Caja llega unos meses después de que el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) solicitó a las autoridades una mayor atención a la niñez indígena.

En Costa Rica hay unos 70.000 indígenas, distribuidos en ocho pueblos en 24 territorios; de ellos, cerca del 48% son menores de 17 años. El 90% de los indígenas son pobres, un fuerte contraste con el 20% de la población en general; también solo el 30% de los habitantes nativos tienen electricidad frente al 98% del promedio nacional, según un estudio de UNICEF.

Respecto la mortalidad infantil, del promedio nacional de 9,2 fallecimientos por cada cien mil nacimientos se pasa a una tasa de 13 por cada cien mil nacimientos en las comunidades indígenas e incluso en algunas sube hasta un 18,4 como en Talamanca, al sureste de la capital y fronteriza con Panamá.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?