| 5/16/2008 12:00:00 AM

Costa Rica: empresarios elogian apertura en telecomunicaciones

San José.- Los empresarios celebraron el jueves la aprobación de una polémica ley que impulsará la apertura del servicio de las telecomunicaciones, uno de los monopolios en Costa Rica.

El presidente de la Unión de Cámaras, Manuel Rodríguez, manifestó que "la Ley General de Telecomunicaciones pone a Costa Rica por la senda del desarrollo tecnológico... el gran beneficiado es el usuario ya que es de esperar mejor servicio a costos competitivos".

La ley, avalada el miércoles en el legislativo 35 votos y 14 en contra, forma parte de 12 requeridas para implementar el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (CAFTA-RD).

La apertura de las telecomunicaciones es un tema que divide a los costarricenses y algunos sectores se oponen con el argumento que encarecerá los servicios. Pero el gobierno del presidente Oscar Arias, que debe sancionar la ley, ensalzó la aprobación del proyecto.

"Este día va a ser recordado en la historia política costarricense porque en un clima de tranquilidad y paz hemos logrado dar uno de los pasos más importantes para consolidar la modernidad dentro de una reforma del Estado que estamos haciendo", afirmó la víspera el ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias.

Actualmente, el negocio de las telecomunicaciones está en manos del Instituto Costarricense de Electricidad y Radiográfica Costarricense, que ofrecen los servicios de telefonía móvil e internet, respectivamente. La telefonía fija no será abierta a la competencia.

Estados Unidos dio plazo a Costa Rica hasta octubre para que cumple con la agenda e ingrese al acuerdo regional, luego de que este país solicitó una prórroga.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?