| 1/17/2007 12:00:00 AM

Costa Rica busca solución ante Venezuela por exportaciones

El ministro de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, manifestó a la AP que la semana pasada remitió una nota a María Cristina Iglesias, ministra venezolana de Industrias Ligeras y Comercio.

San José.- Las autoridades comerciales de Costa Rica contactaron a sus similares de Venezuela para intentar una solución a los problemas que enfrentan algunas empresas costarricenses que exportan a ese mercado andino debido a la dificultad para obtener divisas.

"Hemos iniciado un diálogo formal, primero a través de la embajada venezolana acá, luego con gestiones de la embajada de Costa Rica en Caracas y la semana anterior envié una carta a la ministra (Iglesias) en la que llamo la atención sobre el tema y pido su intervención para aclarar esto, estamos ahora en la vía de conversar para buscar una solución", dijo.

El jerarca se mostró confiado en que hallaran una salida al conflicto, que se generó por decisiones del gobierno venezolano como la actualización de listas de productos que pueden obtener la llamada "autorización de adquisición de divisas". Además, algunos aranceles fueron incrementados por las autoridades de esa nación.

"Algunas empresas costarricenses exportan regularmente a Venezuela, lo que pasa es que desde hace unos meses Venezuela instauró un mecanismo de entregar divisas dependiendo del tipo de producto y tenemos informes de que algunas exportaciones están siendo afectadas por ese mecanismo", apuntó el ministro, al recordar que Costa Rica no tiene un tratado de libre comercio con Venezuela, pero entre ambos funciona un acuerdo de alcance parcial, que es una lista de intercambio en condiciones beneficiosas.

En caso de que no se logre una respuesta satisfactoria del gobierno venezolano, los costarricenses incluso analizarían la posibilidad de presentar una consulta ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). Entre las empresas afectadas figura la multinacional Kimberly Clark (papel higiénico, pañales, etc.) y la local Chiclera Costarricense (chicles bomba).

En el caso de la primera, su director de abastecimiento Sergio Calvo dijo al semanario El Financiero de esta semana que sus productos pasaron a tener un arancel del 35%, un 15% más alto del que tenían anteriormente. La firma colocaba unos seis millones de pañales (de bebé) al mes en el mercado venezolano.

Para la Chiclera, un 35% de su comercio se genera con Venezuela (cerca de 250.000 dólares mensuales) pero desde diciembre paralizaron las ventas motivando el despido de 25 personas en Costa Rica y otras 10 en el país suramericano.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?