| 2/27/2007 12:00:00 AM

Costa Rica: Arias aplaude decisión de Chávez

El gobierno de Venezuela ya ha manifestado su interés de instalar plantas de aluminio en otros países de Centroamérica, ante lo cual Arias dijo que "ojalá que lo haga, para que ayude sobre todo a un país tan pobre como Nicaragua, pero no en detrimento de una comunidad costarricense que requiere de esa inversión".

San José.- El mandatario costarricense Oscar Arias calificó el martes de "sabia" la decisión del presidente Hugo Chávez de mantener en Costa Rica las operaciones de la empresa CVG Aluminios Nacionales S.A. (Alunasa), de capital estatal venezolano.

"Creo que ha sido una decisión muy sabia del gobierno venezolano y como costarricense y en nombre de Costa Rica le doy las gracias", manifestó Arias al admitir que lo que conoce sobre el tema fue a través de cables noticiosos y no por una comunicación oficial.

No obstante, el gobernante insistió en que le "parece maravilloso realmente, porque estaba en peligro no sólo el trabajo de 400 costarricenses muy humildes sino de 2.500 personas que dependen de ellos, la verdad es que es la decisión correcta".

Recordó que en Esparza, donde se encuentra la planta de la firma venezolana al oeste del país, "hay tres generaciones que han trabajado para Alunasa" por lo que cuenta con una mano de obra altamente capacitada.

El lunes durante su programa radial "Aló Presidente", Chávez anunció la "continuidad de las operaciones" de Alunasa, por lo que pronto reiniciarían el envío de la materia prima necesaria para reactivar la producción.

El tema había tomado fuerza días atrás luego que Chávez fustigara a Arias por comentarios sobre su estilo de gobierno.

"Cómo quiere él (Arias) que llevemos buenas relaciones, ofendiendo", dijo Chávez en esa ocasión.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?