| 9/11/2007 12:00:00 AM

Costa Rica: Advierten riesgo de desastre ecológico

El director de Geología y Minas del ministerio del Ambiente, José Francisco Castro, manifestó a la AP que están monitoreando y tomando acciones sobre lo que sucede en la mina, ubicada en Miramar, a unos 100 kilómetros al noroeste de la capital.

San José_  Grupos comunitarios y ambientalistas denunciaron el martes el riesgo que afronta Costa Rica de sufrir su peor desastre ecológico debido a deslizamientos que afectan la mina a cielo abierto Bellavista.

La mina, propiedad de Metales Procesados, subsidiaria de la canadiense Glencairn, tenía menos de dos años de operar cuando en julio la empresa anunció desde su sede en Canadá la suspensión de los trabajos a causa de los deslizamientos.

Para el biólogo Gabriel Rivas, de la Federación para la Conservación del Ambiente, el riesgo más inmediato es la eventual contaminación de un río cercano.

"Los deslizamientos están amenazando con romper la geomembrana --colocada para impedir filtraciones del cianuro-- y si se rompe, los contaminantes pasarían a los acuíferos e incluso llegar al estero de Puntarenas (en el litoral del Pacífico) que está a solo 14,5 kilómetros de distancia", sostuvo.

En un comunicado publicado en su página de internet, Glencairn informó que un grupo internacional de consultores estaría realizando análisis técnicos para definir soluciones para los movimientos que en algunas áreas es "de un centímetro por día".

Como precaución, se suspendieron todas las aplicaciones de cianuro.

La AP intentó conversar con el gerente local Gastón Araya, pero indicó que ya la información había salido publicada y aseguró que ya alertaron a las autoridades locales.

El director de Geología y Minas del ministerio del Ambiente, José Francisco Castro, manifestó a la AP que están monitoreando y tomando acciones sobre lo que sucede en la mina, ubicada en Miramar, a unos 100 kilómetros al noroeste de la capital.

Explicó que se trata de "problemitas en algunos sectores, no en toda la mina" y añadió que la empresa brinda informes mensuales sobre el caso. Castro confirmó que la garantía ambiental que posee la operación es de 250.000 dólares.

Los ambientalistas cuestionan por qué los propietarios de la mina no está tomando acciones como la construcción de un muro de contención. "No se pueden a sentar a esperar nada más", expresó Roberto Aguilar, vecino de Miramar.

Rivas apuntó que "si consideramos que la suspensión se suma a una situación financiera de la empresa en rojo... vemos que hay un peligro potencial de que decidan irse y dejen el problema allí, porque el remedio es caro y el saneamiento más".

Edgardo Araya, de la Asociación Norte por la Vida, manifestó que "siempre dijimos que esto iba a pasar, pero con tristeza reconocemos que la magnitud superó nuestras expectativas".

El yacimiento de Bellavista fue calculado por la firma en unas 480.000 onzas de oro que esperaban sacar en un lapso de ocho años. La suspensión de los trabajos se extenderá por al menos un año.

Los ecologistas también exigen que se suspenda el trámite de análisis del estudio de impacto ambiental para otro proyecto de capital canadiense a cargo de Industrias Infinito, filial de Vannessa Ventures, que pretende desarrollar la mina en Crucitas de San Carlos, a unos 173 kilómetros de San José.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?