| 5/29/2007 12:00:00 AM

Corte de USA limita demandas a empleadores

El caso estuvo centrado en cómo aplicar el plazo de 180 días para denunciar las decisiones sobre pagas discriminatorias al amparo de la ley llamada Título VII de la ley de Derechos Civiles de 1964.

Washington_ La Corte Suprema limitó el martes la capacidad de los empleados para demandar judicialmente a sus patrones por discriminación salarial debido a decisiones adoptadas hace años.

 

La corte, por votación de 5-4, falló que de lo contrario los patronos tendrían dificultades para defenderse de los reclamos "resultantes de decisiones laborales adoptadas hace mucho tiempo".

 

El caso estuvo centrado en cómo aplicar el plazo de 180 días para denunciar las decisiones sobre pagas discriminatorias al amparo de la ley llamada Título VII de la ley de Derechos Civiles de 1964.

 

Lilly Ledbetter demandó judicialmente a la empresa Goodyear Tire & Rubber Co., por considerar que tras 19 años en la planta de la firma en Gadsden, Alabama, trabajaba por 6.000 dólares al año menos que el hombre peor pagado por hacer el mismo trabajo.

 

Ledbetter sostuvo que la disparidad existió durante años y fue debida principalmente a su género. Un jurado le dio la razón pero un tribunal de apelaciones anuló el fallo porque había esperado demasiado para incoar la demanda.

 

El plazo establecido por la ley carecería de sentido si los empleados pudieran remontarse muchos años a la hora de argüir que fueron salarialmente discriminados, sostuvo la empresa en los tribunales.

 

El juez Samuel Alito, que escribió la opinión de la mayoría, concordó con la posición de la empresa demandada. El fallo se dividió conforme a las posiciones ideológicas de los jueces.

 

El juez Clarence Thomas, que otrora encabezó la Comisión Federal de Igualdad de Oportunidades, respaldó el argumento de Goodyear.

 

Ledbetter sostuvo que cada una de sus pagas fue menor que las recibidas por colegas masculinos en posiciones y tareas similares a las suyas, lo que equivalía a un caso de discriminación salarial. La mujer sostuvo que no presentó su demanda antes porque los empleados prefieren no hacer olas al comenzar el empleo y carecen de razones para creer que pudiera existir dicha disparidad.

 

Tras el primer juicio, la demandante recibió más de 3,8 millones de dólares como indemnización. Un juez redujo posteriormente esa cantidad a 360.000 dólares.

 

Sin embargo, el fallo fue anulado por el 11° Tribunal del Circuito de Apelaciones por expiración del plazo para plantear su demanda. La Corte Suprema concordó con el tribunal de apelaciones.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?