| 1/3/2010 2:00:00 PM

Corte Suprema ratifica sentencia de 25 años a Fujimori

La Corte Suprema ratificó plenamente la sentencia de 25 años de prisión impuesta al ex presidente Alberto Fujimori en abril pasado por el asesinato de 25 personas y los secuestros de un empresario y un periodista opositor en 1992.

Lima  — La defensa del ex mandatario de 71 años había solicitado que se anule la sentencia y se realice un nuevo juicio, o que se le rebaje la pena.

Según el texto del fallo, publicado el domingo en la página electrónica del poder judicial en Internet, la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema confirmó por unanimidad la sentencia de 25 años de prisión a Fujimori por las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, cometidas por un escuadrón de aniquilamiento del ejército en 1991 y 1992 respectivamente.

Asimismo, la sala confirmó por mayoría --4 votos contra 1-- la sentencia por delito de secuestro agravado en agravio del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti.

El voto contrario coincidía con la posición de la fiscalía de que no hubo delito de secuestro agravado, en el que se ocasiona sufrimiento a la víctima, sino solo secuestro simple.

Según la defensa de Fujimori, la sentencia de secuestro agravado es un impedimento para que acceda a beneficios penitenciarios como canje de días de pena por trabajo en cárcel.

La condena por los casos Barrios Altos y La Cantuta es la mayor pena que soporta Fujimori, que también ha sido sentenciado en otros tres procesos por delitos de corrupción a penas menores de entre 5 y siete años y medio de cárcel. En Perú las penas no se acumulan sino que prevalece la mayor.

En noviembre del 2005 abandonó Japón con dirección a Chile, donde fue arrestado a pedido de la justicia peruana, que obtuvo su extradición en septiembre del 2007.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?