| 9/9/2009 12:00:00 AM

Corte Suprema colombiana da giro y provoca incógnitas

El escándalo de la llamada "parapolítica", que involucra a legisladores aliados del presidente Alvaro Uribe, experimentó un nuevo giro cuando la Corte Suprema en un cambio de postura, determinó que sólo ella tiene la competencia para juzgar a los legisladores.

Bogotá — Por esta decisión, algunos jueces ordinarios empezaron a devolver a la Corte Suprema los procesos abiertos contra algunos implicados.

El vicepresidente de la sala penal Corte Suprema, Leonidas Bustos, dijo en conferencia de prensa que sólo será hasta la próxima semana dicha sala, de nueve magistrados, decidirá si ese cambio de postura será o no retroactivo.

"Esa será una decisión crucial...de la que se ocupará la Corte la semana entrante", dijo Bustos al hablar en la Corte el miércoles.

Bustos indicó que los procesos que tengan ya sentencias tomadas por tribunales ordinarios --absolutorias o condenatorias-- no sufrirán modificación alguna, cualquiera sea la decisión definitiva que tome la Corte.

Hasta la semana pasada, los congresistas implicados en la "parapolítica" podían renunciar a sus curules y así conseguían que la Corte dejara de ser su juez. El escándalo estalló en 2006 con denuncias de lazos entre congresistas y bandas paramilitares.

Los procesos de los dimitentes legisladores pasaban entonces a la Fiscalía y a juzgados ordinarios, teniendo así la opción de apelar o de segunda instancia en caso de un fallo condenatorio. En la Corte Suprema, en cambio, cualquier fallo es inapelable.

El 2 de septiembre, la Corte cambió su jurisprudencia y concluyó que sólo sus magistrados serían los jueces de los congresistas, incluso si éstos renunciaban a sus escaños.

La Corte argumentó para su cambio de postura que "el papel de un congresistas en las citadas organizaciones al margen de la ley, cuyo objetivo era acceder al poder, por medio no ortodoxos e ilegales ajenos a los canales democráticos, no podía ser diverso al deponer al servicio del grupo ilegal el andamiaje de sus funciones como senador de la República".

Desde la decisión de la Corte y hasta el miércoles al menos tres procesos contra ex congresistas han sido devueltos al alto tribunal.

Los casos devueltos son los de los ex senadores Rubén Darío Quintero, Alvaro Araújo Castro y Ciro Ramírez, todos en prisión y cercanos al presidente Uribe. El ex congresista Quintero fue en 1995 secretario privado de Uribe cuando se desempeñaba como gobernador del departamento de Antioquia. 

El penalista Iván Cancino indicó en diálogo telefónico que la decisión de la Corte puede ser retroactiva "pero sólo para los procesos que están en instrucción" o en etapa aún de investigaciones.

Juan Carlos Moncada, abogado experto en derecho constitucional, aseguró que la Corte Suprema "está equivocada" con su nueva postura.

"La competencia para el juzgamiento de parlamentarios viene de la Constitución...y sólo opera para casos relacionados con el ejercicio de sus funciones, o mientras se ostente la calidad de congresista", explicó.

Actualmente, al menos 40 ex congresistas están siendo investigados por la Fiscalía o procesados por jueces ordinarios, entre ellos el ex senador Mario Uribe Escobar, primo segundo del presidente.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?