| 2/13/2008 12:00:00 AM

Corte de envíos de Venezuela a Exxon no afectaría a EEUU

Nueva York.- La decisión de Venezuela de suspender los envíos de petróleo a Exxon Mobil Corp, en medio de una batalla legal entre la gigantes estadounidense y Caracas, tendría poco impacto en los suministros de la firma o del mayor consumidor mundial de energía, Estados Unidos.

La nación miembro de la OPEP anunció el embargo en la víspera, luego de que la compañía lograra un dictamen para congelar más de 12.000 millones de dólares en activos y fondos de la estatal PDVSA, mientras busca una compensación por parte de Caracas por la nacionalización en el 2007 de un proyecto de crudo pesado.

Pero expertos dicen que Exxon Mobil debería poder hallar fácilmente crudo para compensar esas pérdidas y que el petróleo negado a la compañía de todas maneras tendrá como destino las costas estadounidenses, debido a que el país norteamericano es por lejos su mercado más cercano.

"Esto tiene muy poco impacto en la producción real. Las existencias de crudo están (en un nivel) alto. Exxon puede obtener su crudo casi de cualquiera. ¿Qué hará Venezuela?," se preguntó Kyle Cooper, analista de IAF Advisors en Houston, Texas.

Exxon importó en noviembre cerca de 90.000 barriles por día (bpd) desde Venezuela, excluyendo los volúmenes que fueron enviados al emprendimiento conjunto de refino con PDVSA, Chalmette, que parece estar exento de la interrupción en las ventas.

Analistas afirmaron que PDVSA podría verse obligada a vender crudo a operadores con un descuento, los que luego ofrecerían ese abasto a refinerías estadounidenses, excluyendo a Exxon.

"Si tienen que vender a intermediarios, Exxon podría terminar obteniendo un mejor acuerdo, incluso con un margen de beneficio," señaló Rob Kurzatkowski, analista de futuros de optionXpress, quien consideró que la medida de Chávez es mas bien para mostrarle a la gente que es duro.

Si bien las economías de las dos naciones están vinculadas -los despachos de crudo de Venezuela representan alrededor del 11 por ciento de las importaciones diarias del país norteamericano- las relaciones entre Washington y Caracas han sido tensas desde la asunción del presidente Hugo Chávez.

Chávez, quien dice que el Gobierno de Bush ha complotado para derrocarlo y tomar los yacimientos petrolíferos de Venezuela, amenazó con interrumpir todos los envíos a Estados Unidos por la disputa con Exxon.

Expertos indicaron que la dependencia del Gobierno de Chávez de las ganancias petroleras con las que financia los programas sociales evitaría que el mandatario populista concrete su amenaza.

"Venezuela no desea suspender las ventas porque Chávez necesita esas ganancias," dijo Eric Wittenauer, analista de AG Edwards.

"En última instancia, el crudo es un producto fungible; el crudo de Venezuela seguirá estando en el mercado mundial y Estados Unidos hallará petróleo de otras fuentes," agregó.

Además, el crudo pesado de Venezuela debe ser procesado en refinerías complejas, cuya mayor parte se concentra a lo largo de la costa estadounidense del Golfo de México.

Cualquier escasez sería solucionada con suministros adicionales de países que producen crudo extra pesado, como Canadá y Arabia Saudita, precisaron analistas.

"Parece que Exxon Mobil puede comprar a otros el mismo petróleo que Venezuela le está negando," recalcó Mark Waggoner, presidente de Excel Futures.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?