| 8/12/2011 9:00:00 AM

Cortado por una explosión el suministro de gas entre Irán y Turquía

El suministro de gas entre Irán y Turquía quedó cortado debido a una explosión que causó un incendio en el gasoducto que une los dos países, informó la agencia oficial iraní IRNA.

Según la agencia, la explosión y el incendio fueron provocados esta madrugada por "unos vándalos" en territorio de Turquía, a unos 150 kilómetros de la frontera iraní, en la región de Alshokri de la provincia turca de Aghri.

Los bomberos turcos, agrega al fuente, sofocaron el incendio y se espera que el gasoducto sea reparado y vuelva a bombear combustible "en unas horas".

Las interrupciones del suministro en el gasoducto que une Irán y Turquía son frecuentes en ambos lados de la frontera, muchas de ellas provocadas por atentados.

A finales del mes pasado, el gasoducto Irán-Turquía estuvo cortado más de un día debido a una explosión en el lado iraní que las autoridades de Teherán atribuyeron a un atentado del grupo armado independentista kurdo Partido para una Vida Libre en el Kurdistán (PJAK).

Días después, las Fuerzas de Seguridad iraníes mataron a tres supuestos miembros del PJAK y detuvieron a otros cuatro, a los que acusaron de ser los autores materiales del sabotaje del gasoducto.

En las últimas semanas, las Fuerzas Armadas y de Seguridad iraníes han llevado a cabo diversas intervenciones contra el PJAK, tanto en territorio iraní como en el vecino Irak y, según portavoces militares, han dado muerte a docenas de miembros de ese grupo al que aseguran que aniquilarán.

La milicia del PJAK es una escisión del principal movimiento independentista kurdo, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), implantado sobre todo en Turquía.

(EFE)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?