| 4/25/2007 12:00:00 AM

Correa sale victorioso en sus 100 días de gobierno

En primera instancia, el gobierno logró convocar a la asamblea y más tarde aprobarla, sin tener en el Congreso ni en el Tribunal Supremo Electoral ningún representante oficial de su movimiento político, aunque los partidos no opositores han actuado apegados a la postura del gobierno.

Quito.- El presidente Rafael Correa se mostró complacido con su gestión al cumplir 100 días en el poder, ofreció mayor compromiso por impulsar cambios y reconoció que los errores de la oposición facilitaron sus logros en este tiempo, incluyendo la aprobación mayoritaria de una asamblea constituyente, su principal propuesta de campaña.

Ratificó su intención de llevar al Ecuador al "socialismo del siglo XXI", un socialismo "moderno" que permita "superar la larga y triste noche neoliberal", lo cual implica mayor participación ciudadana y no contempla la estatización de los medios de producción como el socialismo tradicional, según explicó.

"Estamos viviendo un momento mágico en la historia del Ecuador con el despertar de un pueblo que ha dicho basta, que ha dicho presente, que ha recuperado la fe, el civismo, que tiene la moral en alto", afirmó Correa en una rueda de prensa en el palacio de gobierno. Se refirió así a la contundente victoria en una reciente consulta popular que dio paso a la asamblea constituyente. El 81,72% de los electores votó en favor de la iniciativa gubernamental, el 12,43% votó por la opción "no", un 5,07% correspondió a votos nulos y el 0,78% a blancos.

A ese respaldo se suma la alta popularidad del mandatario, que según la última encuesta de la firma Cedatos Gallup International se ubicó en 76%, registrando un aumento de tres puntos respecto a un estudio previo. "No nos jactamos de la popularidad, para nosotros la aceptamos con suma sencillez y es tan solo una mayor responsabilidad porque no nos podemos dar el lujo de defraudar la esperanza del pueblo ecuatoriano", aseguró Correa.

Anunció que con "tanta credibilidad y tanto apoyo popular estamos seguros que podemos tener una presencia muy importante en la asamblea y finalmente sea dominada por la ciudadanía y no por los mismo de siempre", en referencia a los partidos políticos a los que ha calificado de "mafias". El presidente, un economista de izquierda, de 44 años, confirmó que en los próximos días enviará a una comisión especial la propuesta del gobierno sobre la nueva Constitución que tiene la misión de redactar la asamblea constituyente.

Correa además admitió que la "partidocracia", a la que criticó duramente desde su campaña electoral, ha "cometido graves errores y han facilitado la tarea del gobierno". Los opositores se vieron disminuidos en su poder luego de que 57 de sus diputados en el Congreso fueron destituidos por el Tribunal Supremo Electoral por obstaculizar la consulta popular.

En entrevista con la AP, el ministro de Gobierno, Gustavo Larrea opinó que el haber consolidado un trabajo positivo en los 100 días responde a "cumplirle al país lo que se le dijo en campaña electoral ... ese hecho insólito es el que hace ver cada acción como una victoria, y ese hecho explica la alta popularidad del gobierno". Resaltó varios proyectos de la campaña electoral que se han cristalizado en la gestión del gobierno como aumentar bonos de pobreza y vivienda o declarar en emergencia los sectores sociales para poder entregar recursos de manera inmediata.

Durante sus primeros días de gestión, la oposición ha hecho permanentes críticas a Correa y ha denunciado una supuesta intención de implantar un gobierno "totalitario" y un modelo de Estado al estilo del presidente Hugo Chávez, amigo personal del mandatario ecuatoriano con quien reconoce coincidencias políticas e ideológicas. Larrea negó cualquier tinte autoritario del gobierno y señaló que la comparación con Venezuela es "un fantasma".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?