| 3/23/2007 12:00:00 AM

Correa rechaza paro contra Petrobras en Ecuador

Las autoridades energéticas descartaron que las operaciones del bloque 18 que opera Petrobras puedan reanudarse inmediatamente, pero dijeron que estudian posibilidades para hacerlo.

Quito.- El presidente Rafael Correa fustigó el viernes las protestas de pobladores de la Amazonia ecuatoriana que mantienen paralizadas desde hace dos semanas las actividades de la empresa brasileña Petrobras.

Señaló que el país sufre pérdidas diarias estimadas en 500.000 dólares a raíz de las protestas.

"Lamentablemente la gente se ha acostumbrado a vivir en función de la ley de la selva, el más vivo, el más fuerte. Esto tendrá que acabar con nuestro gobierno, no permitiremos estas acciones de hecho", advirtió Correa en entrevista con radio Quito.

Sostuvo que las pérdidas perjudican a los mismos manifestantes, que pertenecen a las comunidades de Alamoreña y Pre Cooperativa 25 de Diciembre, ubicadas en la provincia de Orellana, a unos 200 kilómetros al este de Quito.

El Estado recibe de Petrobras el 50,5% del crudo que extrae. La compañía produce cerca de 35.000 barriles diarios.

Los manifestantes exigen de la compañía mayores recursos para construcción de carreteras y asistencia social.

"En este país debe acabarse la anarquía, debe respetarse el principio de autoridad", afirmó el mandatario ecuatoriano.

El viceministro de Energía, Jorge Albán, dijo que en el gabinete ministerial del viernes se analizaron "múltiples opciones que permitan retomar la producción".

"Tenemos un menú de opciones pero ninguna de ellas nos permitiría retomar la producción hoy (viernes), incluso, porque encender nuevamente los equipos es un proceso periódico", dijo Albán al servicio de Dow Jones.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?