| 6/25/2009 12:00:00 AM

Correa pide fondo latinoamericano para librarse de "chantaje"

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, exhortó el jueves a los países pobres a "librarnos del chantaje al que nos han sometido los países ricos" y crear un fondo de reservas común para Latinoamérica

NACIONES UNIDAS — "Hemos de crear una nueva arquitectura financiera que nos haga independientes de los mercados especulativos internacionales", señaló Correa durante una cumbre de la ONU para tratar la crisis financiera global.

 

"Estas burocracias a las que vemos manejar nuestras reservas para que luego las inviertan en el primer mundo... esta irracionalidad tiene que terminar".

El presidente ecuatoriano promulgó la creación de un sistema monetario común que podría empezar con una divisa electrónica, y criticó al Fondo Monetario Internacional diciendo que "hay que cambiar la gobernanza del fondo, de hecho sería mejor eliminarlo".

Correa dijo que la "codicia y el desdén" han sido los culpables de la crisis y afirmó que la cumbre de la ONU, donde señaló participan "los distintos", refiriéndose a los países en vías de desarrollo, es desde donde han de encontrarse soluciones a la desaceleración global.

El presidente ecuatoriano participó en la cumbre junto a los representantes de otros 141 países para analizar los problemas generados por la crisis financiera global y lograr soluciones.

 

La cumbre, organizada por el presidente de la Asamblea General, el nicaragüense Miguel D'Escoto, pretende unir a los países en vías de desarrollo y destacar el papel de la ONU a la hora de representarles durante la recesión global.

Descrita como una alternativa a las cumbres de países industrializados como el G-8 o el G-20, la cumbre contó con la participación de Correa como único presidente latinoamericano, después de que el boliviano Evo Morales y el venezolano Hugo Chávez, quienes se pensaba acudirían, no lo hicieron.

El primer borrador fue descartado por ser considerado demasiado izquierdista por algunos de los miembros de la ONU.

La cumbre, que empezó el miércoles y durará hasta el viernes, contó con la participación de Ernesto Cordero, ministro de Desarrollo Social de México, quién pidió una supervisión más estricta de los sistemas financieros, evitar el proteccionismo y más cooperación entre países industrializados para ayudar a los pobres.

Carlos Morales, secretario de estado de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, propuso que los países exportadores de petróleo repliquen el programa Petrocaribe a favor de los países importadores en vías de desarrollo.

Rodrigo Malmierca Díaz, ministro de comercio exterior cubano, señaló la necesidad de encontrar "soluciones colectivas" y una nueva arquitectura financiera "verdaderamente democrática".

"El nuevo sistema deberá reconocer las condiciones particulares de los países en desarrollo y la necesidad de otorgar a estos un trato especial y diferenciado", señaló.

 

"Deberá, en esencia, promover un orden económico internacional cuyas bases sean el desarrollo sostenible y la creación de riquezas sobre las bases de justicia y cuyas instituciones estén subordinadas al sistema de las Naciones Unidas".

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?