| 9/4/2010 5:00:00 PM

Correa pide a Colombia controlar minería ilegal

Ecuador solicitará a Colombia el control de la minería ilegal en la zona fronteriza que estaría generando daños ambientales en un río común.

Quito - "He dado instrucciones al canciller (Ricardo Patiño) para que el asunto minero y, particularmente la minería ilegal, sea parte de la agenda bilateral", dijo el presidente Rafael Correa en su programa radial sabatino, pregrabado la víspera debido al viaje que emprendió hacia Japón y Corea.

Aseguró que en una zona cercana al puesto militar Tobar Donoso, en el lado colombiano, se asienta una minera ilegal que está contaminando el río común Mira.

Agregó que "esto también es un delito" y "molesta" que el hecho no sea controlado del mismo modo como se controla un laboratorio de procesamiento de droga.

"Vamos a conversar con el gobierno de Colombia, primero, para que saquen la minería ilegal que existe del otro lado de la frontera ... y, segundo, para tener una política binacional de minería", señaló.

Para el mandatario, se debe acordar una normativa ambiental que establezca los mismos requisitos para ejercer de manera "lícita" la actividad en la zona limítrofe.

Admitió que la minería ilegal también afecta a varias a provincias del país y advirtió que "he dado órdenes para que se desaloje a esa gente".

Diferenció la minería artesanal de la ilegal, pues mientras en la primera pequeños mineros trabajan a "pico y pala", en la segunda "son grandes capitales que con retroexcavadoras y tractores empiezan sin permiso y sin cuidado ambiental a buscar oro o diferente minerales".

Ecuador y Colombia avanzan en un proceso de recomposición total de sus relaciones bilaterales que actualmente se desarrollan a nivel de encargados de negocios.

Ambas naciones comparten unos 640 kilómetros de frontera.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?