| 6/24/2010 10:20:00 AM

Correa ofrece ayuda a Colombia para resolver conflicto interno

El presidente Rafael Correa ofreció ayuda a su par de Colombia para resolver pacíficamente el conflicto interno de ese país, además requirió una mejor custodia de la frontera común, informó el jueves la agencia oficial de noticias Andes.

Quito  — El mandatario, en declaraciones a la estación de televisión Telerama, expresó que "Colombia es un país soberano y su presidente legítimamente electo, puede tomar la estrategia que a bien tenga para resolver ese gravísimo problema que es la guerra civil que no tiene sentido".

"Si podemos ayudar en algo para una solución pacífica, que cuenten siempre con nosotros nuestros hermanos colombianos, si el Presidente electo de Colombia y su Gobierno eligen la vía armada, es su decisión soberana, pero tienen que cuidar la frontera para no involucrarnos en un problema que nos duele pero que no es nuestro", dijo el presidente.

Correa destacó que Ecuador tiene en la frontera "veinte guarniciones militares y Colombia tiene apenas tres, debe haber presencia del estado colombiano ... es un conflicto que no es nuestro y del cual somos víctimas, no cómplices".

Acerca de las relaciones diplomáticas entre los dos países, que se mantienen rotas desde el 2008, manifestó que "nuestras relaciones estaban a punto de normalizarse".

Añadió que "había una hoja de ruta, existen puntos en la agenda reconocidos por ambas partes, entonces deben concretarse, la verdad es que la pelotita (la decisión) está en la cancha colombiana".

Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia en marzo del 2008 tras un ataque no autorizado de militares colombianos sobre suelo ecuatoriano contra un campamento guerrillero clandestino. En la acción murió el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Raúl Reyes, y otras 24 personas.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?