| 11/20/2008 12:00:00 AM

Correa: Ecuador no pagará la deuda

QUITO_ El presidente Rafael Correa dijo el jueves que Ecuador buscará no pagar 3.860 millones de dólares en títulos de "deuda ilegítima, ilegal y corrupta", como se lo recomendó una comisión que designó para auditar las obligaciones del país.

Correa afirmó que por las irregularidades supuestamente existentes en la deuda deberán responder tanto los prestamistas como los ex funcionarios ecuatorianos que participaron en su emisión.

El mandatario recibió el informe de la Comisión de Auditoría Especial de la Deuda Externa que aportó documentos que probarían "serios indicios de ilegalidad" en la contratación y renegociación de la deuda externa, principalmente en lo que se refiere a deuda comercial.

"Buscaremos no solo sancionar a los culpables sino también no pagar la deuda ilegítima, ilegal y corrupta", afirmó Correa, en un discurso que provocó aplausos de las decenas de invitados al acto. La determinación que el gobernante dice que promoverá afectaría a los bonos Global, que tienen vencimientos en 2012, 2015 y 2030.

Para el mandatario, el informe "arroja conclusiones contundentes y cruciales para las decisiones de política que deberá tomar mi gobierno y el Ecuador entero en el futuro próximo".

Según el presidente, la auditoría muestra la responsabilidades de ex ministros de estado y bancos de inversión internacionales como, el ahora desaparecido, Salomon Smith Barney y JP Morgan. El peso de la deuda "debe ser trasladado por partes iguales a los responsables de adquirirla con títulos espurios, con malas artes, con chantaje, con traición y cada cual debe asumir su responsabilidad", expresó.

"Los prestamistas no son menos culpables, los que indujeron compulsivamente, los que amagaron, coimaron y presionaron a como diera lugar para colocar sus empréstitos y hacerse de jugosas comisiones... ya basta de tanto saqueo", agregó.

La comisión nombrada en julio del 2007 por Correa, investigó el manejo de la deuda comercial, multilateral, bilateral e interna del país desde 1976 hasta el 2006 y concluyó que "en todos los contratos de endeudamientos se ha violado la ley", según expuso uno de los comisionados, el argentino Alejandro Olmos.

El endeudamiento total de Ecuador asciende a 10.030 millones de dólares que representa el 20,7% del producto interno bruto.

Algunas analistas opinaron el miércoles que Ecuador busca causar incertidumbre respeto a sus títulos como una estrategia para renegociarlos en condiciones ventajosas para el país, pero Correa advirtió: "no estamos jugando, el que crea eso está totalmente equivocado".

En el evento solo se presentó el capítulo relacionado con la deuda comercial, pero el presidente dijo tamibén hay "conclusiones increíbles, cosas realmente desastrosas" en lo concerniente a la deuda multilateral.

La conclusión más importante para Correa fue que "el proceso de endeudamiento del Ecuador benefició al sector financiero y a empresas trasnacionales y afectó visiblemente los intereses de la nación".

Olmos y Correa, enfatizaron dos procesos de renegociación de deuda. En el primero, funcionarios del gobierno de Sixto Durán Ballén (1992-1996), "renunciaron unilateralmente al derecho de prescripción de la deuda comercial" al que tenía derecho Ecuador desde una moratoria de 1986 de acuerdo a las leyes estadounidenses.

Correa aseguró que la negociación citada fue la "antesala" de un programa "impuesto por JP Morgan para transformar la deuda externa del Ecuador" en los denominados bonos Brady.

El otro caso corresponde al canje de bonos Brady por bonos Global 2012 y 2030 que se realizó en el 2000 luego de que en 1999 el gobierno del ex presidente Jamil Mahuad declaró la moratoria de la deuda en medio de una crisis en la que quebraron los 42 bancos existentes y Ecuador adoptó el dólar para deshacerse de la hiperinflación.

La emisión de esos bonos "presenta graves presunciones de ilegalidad en la oferta del canje y en la contratación de los agentes financieros, se firmaron contratos sin autorización presidencial y la oferta se firmó alterando las fechas de los documentos", explicó Correa.

Dijo que consecuencia de esos las operaciones complementarias y la emisión de bonos Global 2015 realizada en 2005 "también serían ilegales".

"No estamos hablando de una percepción de ilegitimidad... nos encontramos frente a graves presunciones de ilegalidad", puntualizó Correa.

El fiscal general Washington Pesántez se comprometió a investigar el tema.

El gobierno suspendió el viernes el pago de 30,6 millones de dólares por intereses de los bonos Global 2012 y acogerse al periodo de gracia que vence el 15 de diciembre hasta tomar una decisión en base al informe de la Comisión. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?