| 8/10/2010 3:25:00 PM

Correa destaca crecimiento del país en informe anual

En una exposición ante la Asamblea Nacional que se prolongó por cerca de cinco horas, algo inédito en estos mensajes al país, Correa señaló como logros de su gobierno un crecimiento económico de 0,36%, mientras que América Latina estuvo en -2,5%.

Quito.- El presidente Rafael Correa en su informe anual aseguró el martes que los ecuatorianos dejaron "atrás el neoliberalismo" y destacó que el país registra un crecimiento económico superior al promedio latinoamericano pese a los efectos de la crisis mundial.

El mandatario destacó que la inflación bajó de 4,31% a finales del 2009 y ahora está en 3,4%; el descenso del desempleo a 7,9%, estaba en 9%, y una inversión pública que llegó al 13% del presupuesto fiscal, unos 2.340 millones de dólares. A ello sumó, lo que llamó "exitosa renegociación de la deuda externa que ahorró 300 millones de dólares solo en intereses anuales". Ecuador se negó a pagar 3.500 millones de dólares de deuda externa a finales del 2008 aduciendo que era ilegítima e ilegal.

"El principio fundamental en política económica, no es quedar bien ante el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial ... el objetivo es el desarrollo humano y canalizar el ahorro hacia la inversión", expresó Correa, quien se define como un cristiano de izquierda y seguidor del socialismo del siglo 21, y quien destacó que la pobreza se ha reducido en más de cinco puntos, desde 44% hasta 38,3%, lo que equivale a unos 200.000 ecuatorianos.

Acerca del sector petrolero, dijo que "tenemos que superar discusiones estériles ... por supuesto tenemos que explotar los recursos naturales", señaló en presunta alusión a grupos ecologista que demandan que no haya explotación ni petrolera ni minera en este país. "Se ha invertido cerca de 5.000 millones de dólares ... para recuperar urgentemente la producción petrolera pública porque estaba en total picada", afirmó.

Correa destacó como uno de sus logros la "recuperación de la soberanía ... al declarar que los recursos naturales no renovables son patrimonio inalienable del estado, irrenunciable del estado", por lo cual mediante decreto se fijó que alrededor del 70% de la renta del crudo sea para el estado. "La idea es superar un 90% de la renta (petrolera) para el estado", dijo.

Manifestó su decisión de adelantar la explotación minera "responsable con el ambiente" así como con la ayuda de petroleras estatales como Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la chilena Empresa Naciones Petrolera, explorar y si es posible explotar el gas del Golfo de Guayaquil. "No podemos someternos a fundamentalismos ultraecologistas", afirmó el mandatario.

Correa asumió el poder por primera vez en enero del 2007, pero debido a la reforma de la constitución se presentó a elecciones el año pasado y ganó para un nuevo período de cuatro años. El martes cumple un año de su segundo mandato. Correa estableció como retos de su gobierno para los próximos tres años adelantar el cambio de la matriz productiva de un modelo primario exportador hacia una economía terciaria exportadora de bioconocimiento y servicios turísticos lo cual "no se va a lograr mañana ni por decreto" sino en 20 años.

También propuso fortalecer al estado como aliado de los productores, democratizar la propiedad de tierras improductivas, inversión estatal en talento humano, impulsar la productividad como objetivo nacional e innovación de ciencia y tecnología. Criticó a los indígenas, la prensa, los sindicalistas y a la izquierda "que termina siempre defiendo los intereses de la extrema derecha" porque a su criterio, defienden sus particulares intereses y no apoyan su propuesta de transformación del país.

Aduciendo su voluntad de "reconciliación nacional", Correa pidió a la Asamblea la amnistía para el ex vicepresidente Alberto Dahik (1992-1995), perseguido y acusado de malversación de fondos del estado desde hace 15 años por la derecha ecuatoriana, liderada por el ex presidente León Febres Cordero, fallecido el año pasado. Al final del primer año de su segundo mandato, Correa registra 53% de aprobación a su gestión de acuerdo con la encuestadora, Cedatos-Gallup, en contraste con el 42% que tenía a inicios de este año. Un 40% de la población desaprueba la gestión del gobierno.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?