| 4/1/2008 12:00:00 AM

Contracción en fábricas y viviendas EEUU persiste

Nueva York.- La actividad fabril de Estados Unidos volvió a contraerse en marzo mientras que los precios pagados por los manufactureros registraron la mayor subida en más de dos años, de acuerdo con unos datos del martes que sugirieron una mayor inflación en una economía estancada.

Otro reporte también reflejó que el gasto en construcción en febrero bajó por quinto mes, ya que la industria de la construcción del país siguió hundida en un histórico declive. Aún así, las acciones en Wall Street subían por segunda sesión el martes luego de los informes de la manufactura y la construcción, que mostraron, en ambos casos, contracciones menores de lo esperado. Eso generó esperanzas de que lo peor ya podría haber pasado para una economía que según creen muchos, ha entrado en recesión.

"Muestra que la actividad ciertamente se ha desacelerado, pero no es un reporte tan malo como podría haber sido," dijo Georges Yared, presidente de estrategia de inversión de Yared Investment Research en Wayzata, Minnesota, sobre el reporte manufacturero. "El fin del mundo no ha llegado," dijo.

El gasto de construcción en Estados Unidos disminuyó el 0,3 por ciento en febrero, bajando al menor ritmo anual desde mediados del 2005, dijo el Departamento de Comercio.

La mala noticia sobre las manufacturas provino del Instituto de Gerencia y Abastecimiento de Estados Unidos (ISM por sus siglas en inglés), cuyo índice nacional de actividad fabril subió a 48,6 en marzo desde 48,3 en febrero, pero siguió debajo del nivel de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

La señal de un empeoramiento de la inflación se vio en el índice de precios pagados del ISM, que se elevó a 83,5 en marzo, máximo desde octubre del 2005, cuando las perturbaciones causadas por el huracán Katrina llevaron a fuertes alzas de los precios de la gasolina.

En febrero el índice de precios pagados se ubicó en 75,5.

"El índice ISM de marzo confirma que el sector manufacturero está en una recesión que según pensamos, empezó en octubre del 2007," dijo Daniel J. Meckstroth, economista jefe de Manufacturers Alliance/MAPI, un grupo de análisis económico.

"La combinación de una actividad de negocios en declive y precios en alza trae el recuerdo desagradable de la estanflación," añadió. Fue la tercera vez en cuatro meses que la medición ha mostrado contracción. No obstante, la bolsa celebró el reporte manufacturero pues el índice principal fue mayor que el 47,5 previsto en un sondeo de Reuters entre economistas.

El dólar también extendía sus ganancias contra el euro y el yen después de los datos del ISM. Los precios de los títulos públicos, que suelen caer por los datos de mayor inflación y fortaleza económica, descendían considerablemente.

En una señal de que la fortuna del sector manufacturero podría estar empeorando, el índice de nuevos pedidos bajó a 46,5 en marzo, mínimo desde octubre del 2001, cuando la economía seguía hundida en la última recesión, contra 49,1 en febrero.

Algo que no ayudó a los nuevos pedidos fue una huelga en American Axle & Manufacturing Holdings Inc que ha dejado inactivas casi tres decenas de plantas de ensamble vinculadas con el sector automotriz. En tanto, el reporte sobre el gasto en construcción mostró que el peor declive inmobiliario en toda una generación se propaga.

La edificación de casas privadas bajó a un ritmo de 456.900 millones de dólares en febrero, mínimo desde mayo del 2003. Este sector ha caído 24 meses consecutivos desde el techo que tocó la construcción de casas hace dos años.


 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?