| 1/30/2009 12:00:00 AM

Contracción en Estados Unidos máxima de 27 años

WASHINGTON - La economía estadounidense se contrajo en el cuarto trimestre del 2008 a su tasa más rápida en casi 27 años, hundiéndose aún más en recesión por un recorte en el gasto de los consumidores y las empresas, mostraron el viernes cifras oficiales.

El Producto Interno Bruto se desplomó un 3,8 por ciento a tasa anual en los últimos tres meses del 2008, el peor desempeño desde el primer trimestre de 1982, cuando la economía se contrajo un 6,4 por ciento.

El PIB se contrajo un 0,5 por ciento en el tercer trimestre del 2008, con lo que acumuló dos caídas consecutivas desde los últimos tres meses de 1990.

Los analistas consultados por Reuters esperaban una contracción del 5,4 por ciento en el cuarto trimestre.

La economía estadounidense cayó en recesión en diciembre del 2007, bajo el peso del colapso del mercado inmobiliario y la crisis crediticia.

Según la primera estimación del Departamento de Comercio, en todo el 2008 el PIB de la mayor economía mundial creció un magro 1,3 por ciento, el ritmo más débil desde el 2001, cuando se expandió un 0,8 por ciento.

El informe del Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor, que tiene un peso de dos tercios en la actividad económica estadounidense, cayó un 3,5 por ciento en el cuarto trimestre tras bajar un 3,8 por ciento en el tercero, en lo que marcó las primeras caídas consecutivas desde el último trimestre de 1990.

El gasto en bienes duraderos como autos y muebles se desplomó un 22,4 por ciento, la baja más fuerte desde el primer trimestre de 1987.

En respuesta a la menor demanda, las empresas redujeron sus inversiones en un 19,1 por ciento, en el mayor retroceso desde los tres primeros meses de 1975. La inversión residencial se derrumbó un 23,6 por ciento.

La fuerte desaceleración económica está poniendo un freno sobre las presiones inflacionarias. El índice de gastos en consumo personal cayó un récord de 5,5 por ciento tras subir un 5 por ciento en el tercer trimestre.

Si se excluyen los precios volátiles de los alimentos y la energía, el índice subió un moderado 0,6 por ciento, su tasa más baja desde el cuarto trimestre de 1962.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que el índice general de precios cayera un 5,4 por ciento.

Tras el informe, los precios de los bonos del Gobierno estadounidense frenaron su avance, al percibir los inversores que la recesión no sería tan intensa como se presumía, mientras que el dólar recortó sus pérdidas contra el yen y los futuros de acciones pasaron a positivo por el dato menor a lo esperado.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?