| 6/21/2007 12:00:00 AM

Continúa lluvia de ideas en Andigráfica 2007

VIII Andigráfica 2007, la ventana gráfica de América Latina, tendrá abiertas sus puertas hasta el próximo sábado 23 de junio en curso.

Bogotá_ Hertoplas está presentando en la VIII Feria Internacional de la Industria de la Comunicación Gráfica, Andigráfica 2007, por primera vez la plastificadora al frío, una máquina de invención colombiana que plastifica papeles y cartones a solo sesenta grados de temperatura, luego de hacerle un tratamiento al polietileno.

La plastificación en frío tiene la ventaja que no encoca el material, por lo que incide directamente en la calidad del producto final. El inventor es el Ingeniero Industrial Hernán Torres, quien además se preparó en mecánica industrial en el Servicio Nacional de Aprendizaje y fue catedrático en esa materia en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

 

También presenta las tradicionales plastificadotas al calor -de fabricación cien por ciento nacional- que no necesitan horno y funcionan a una temperatura de 120 grados a un precio un poco mas bajo.

En el stand de estas máquinas en la feria también se exponen los diferentes tipos de plásticos y papel metalizado que se utilizan en ese proceso, en una alianza con la empresa Louzardo y LLoreda.

Hertoplas, empresa unipersonal, esta situada en el barrio galán de Bogotá y tiene diez empleados.

Además de buscar en esta segunda participación en Andigráfica clientes nacionales, la empresa también está interesada en vender sus productos a los países vecinos y para ello gestiona contactos internacionales en la feria.

VIII Andigráfica 2007, la ventana gráfica de América Latina, tendrá abiertas sus puertas hasta el próximo sábado 23 de junio en curso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?