| 1/31/2008 12:00:00 AM

Consumidores alemanes siguen cautelosos pese a desempleo en baja

Berlín.- El desempleo de Alemania bajó mucho más de lo previsto en enero, a un mínimo en 15 años, pero los datos de ventas minoristas de diciembre ofrecieron escasa evidencia de algún repunte del gasto de las familias, incluso cuando parece que la inflación comienza a enfriarse.

Los economistas dijeron que todavía confiaban en que la situación sólida del mercado laboral de la mayor economía europea eventualmente incrementará el consumo, mientras un descenso de la inflación ayuda a calmar los temores sobre una espiral de costos energéticos y de los alimentos.

El total de desempleados se redujo en 89.000 en el mes, en términos desestacionalizados, dijo la Oficina Federal de Empleo, superando fácilmente el rango medio de las proyecciones de un sondeo de Reuters, que preveía una caída de 48.000.

"(...) la inflación percibida ciertamente habría deprimido la confianza en diciembre y en el último trimestre (del 2007)," dijo Andreas Scheuerle de DekaBank.

"Sin embargo, prevemos que la carga inflacionaria se modere en el transcurso del año, y que los acontecimientos del empleo y los ingresos hagan que los consumidores incrementen el gasto," agregó.

El declive de la desocupación en enero, la vigesimosegunda disminución consecutiva, hizo bajar el desempleo total ajustado a 3,412 millones, mínimo desde junio de 1993. La tasa de desempleo cedió a 8,1 por ciento, mínimo desde diciembre de 1992, desde 8,3 por ciento.

Por separado, otros datos del Bundesbank, el banco central alemán, mostraron el jueves que las ventas minoristas incluyendo vehículos y de estaciones de servicio subieron un 2,2 por ciento en diciembre, pero el volumen se contrajo un 1,8 por ciento en el último trimestre del año.

Otras cifras preliminares de la Oficina Federal de Estadística también publicadas el jueves mostraron que la inflación se moderó a 2,7 por ciento en enero desde 2,8 por ciento en diciembre, un nuevo enfriamiento desde el techo de noviembre, de 3,1 por ciento.

El desempleo de Alemania alcanzó un récord en toda la era de la posguerra por encima de 5 millones en marzo del 2005, pero desde entonces ha caído constantemente, favorecido por el sólido crecimiento económico, mientras las empresas incorporaban puestos para responder a una demanda firme.

Los datos positivos del empleo han sido una bendición para la canciller conservadora Angela Merkel, quien convirtió a la reducción del desempleo en una prioridad cuando asumió a fines del 2005.

Ahora los economistas esperan que los consumidores jueguen un papel mayor para impulsar la economía este año, mientras se reduce el ímpetu del comercio internacional por la desaceleración estadounidense y la fortaleza del euro .

Pero los alemanes siguen reacios a gastar, pese a la caída del desempleo y el aumento de los salarios disponibles.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?