| 12/14/2007 12:00:00 AM

Constituyente genera debates encontrados en Ecuador

El asambleísta de Alianza País, Fernando Vega, dijo el viernes a la AP que la Asamblea "es el mayor de los ejercicios democráticos. No olvidemos que es producto de tres asistencias a la urnas, en las cuales el pueblo confirmó la tendencia hacia un cambio revolucionario y total del país".

Quito.- La marcha de la Asamblea Constituyente en Ecuador ha despertado dos lecturas encontradas: para la mayoría oficialista que domina ese órgano es el mayor de los ejercicios democráticos, mientras que para la oposición la nueva constitución podría generar resultados funestos.

Agregó que "hay una voluntad mayoritaria de transformación y de cambio y ese cambio se va a dar pese a los gritos de aquella oposición ciegamente empeñada en que no cambien las cosas".

La Asamblea Constituyente avanza casi sin tropiezos por la senda propuesta por el movimiento de gobierno, Alianza País, que domina ese foro con 80 de los 130 curules.

La elección de dignidades de la Asamblea fue la primera prueba en que el mayoritario bloque oficialista demostró su eficiencia, poco después lo hizo con la aprobación del reglamento interno y finalmente con la conformación de las 10 mesas constituyentes, que quedaron dominadas por asambleístas de ese movimiento.

El ex vicepresidente Blasco Peñaherrera, del partido derechista Social Cristiano y ex candidato a asambleísta, dijo el viernes a la AP que en vista de lo que está sucediendo en la Asamblea "se puede esperar una constitución en la que con alguna retórica, con alguna decoración consten disposiciones que tendrán efectos funestos para el futuro del país" en temas como la propiedad, tributos y mecanismos electorales.

Agregó que la oposición no puede hacer "nada por el momento" por lo cual a Ecuador le espera "un futuro similar al de Venezuela".

La oposición ha quedado reducida a un papel secundario, en la que se les escucha, pero en la práctica se imponen las tesis de Alianza País.

El presidente de la Asamblea, Alberto Acosta, en declaraciones al canal estatal Ecuador Tv, señaló que "a cuenta de la democracia no hay que aceptar principios que no son propios, ceder posiciones fundamentales, se puede discutir, llegar a ciertos consensos, pero en otros puntos habrá que dar paso al número de los votos".

El asambleísta de minoría Pablo Lucio Paredes, señaló el viernes a la AP que hay la interpretación de que la decisión y la democracia es de quien tiene la mayoría y el voto, "y eso se está dando en la Asamblea; en todo caso seguiremos aportando ideas, apoyando las cosas sensatas y oponiéndonos a las cosas que no son sensatas".

La Constituyente se instaló el 29 de noviembre con el objetivo principal de hacer una nueva constitución, la vigésima de la época republicana, que se espera ponga fin a un sostenido período de inestabilidad política que ha causado el derrocamiento de tres presidentes elegidos democráticamente en la última década.

Ese foro cuenta con seis meses para elaborar una nueva constitución, con un período extendido máximo de 60 días, después de lo cual, la nueva carta magna debe ser sometida a un referéndum aprobatorio antes de que entre en vigencia.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?