| 9/20/2010 6:20:00 PM

Constatación de fin de la recesión lleva a Wall Street a su máximo en 4 meses

La constatación hoy de que Estados Unidos dejó atrás en junio de 2009 la recesión más larga desde la II Guerra Mundial impulsó los avances de Wall Street este lunes, hasta elevar sus principales índices hasta niveles que no se veían en más de cuatro meses.

Nueva York.- Así, el principal indicador de la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones de Industriales, subió hoy un 1,37% y cerró a 10.753,62 puntos, su nivel más elevado desde el pasado 13 de mayo, al tiempo que 29 de sus 30 valores acabaron con subidas.

El S&P 500 también ascendió con fuerza (1,52%) hasta 1.142,71 puntos, impulsado por el avance de entidades financieras, entre otras, lo que también supone su nivel de cierre más alto desde el pasado 13 de mayo.

Esa misma fecha es la última en que el Nasdaq, que hoy subió hoy el 1,7%, acabó a un nivel superior al alcanzado este lunes, cuando cerró a 2.355,83 puntos.

De continuar con esta tendencia, el mercado neoyorquino podría vivir uno de sus mejores meses de septiembre de la historia reciente.

De hecho, los analistas calculan que el Dow Jones podría registrar el mayor avance en septiembre de los últimos 71 años si se mantienen las subidas durante las ocho sesiones que quedan de septiembre.

Esta contundente subida de los principales índices de Nueva York tuvo lugar en la víspera de que se conozca el resultado de la reunión mensual de la Reserva Federal para repasar su política monetaria.

Aunque analistas e inversores dan por descontado que no se modificarán los tipos de interés de referencia en Estados Unidos, sí estarán pendientes de si se impulsará alguna otra medida para estimular el crecimiento económico.

En cualquier caso, la mera noticia de que se ha puesto fecha definitiva al final de la última recesión económica sufrida en Estados Unidos fue suficiente hoy para insuflar optimismo al parqué neoyorquino y abultar así las ganancias con las que casi de forma ininterrumpida está cerrando Wall Street desde que comenzara septiembre.

Los economistas que conforman el National Bureau of Economic Research, encargado de calcular oficialmente el comienzo y fin de las recesiones en este país, añadieron hoy que la recesión se da por cerrada, por lo que cualquier futura caída de la actividad económica representará una nueva recesión y no una continuación de la que comenzó en diciembre de 2007.

El presidente estadounidense, Barack Obama, se mostró cauto ante este anuncio e insistió en que la situación sigue siendo muy difícil para muchos ciudadanos.

El viernes pasado el mercado neoyorquino cerró tres semanas consecutivas en positivo, aunque lo hizo con bastantes dificultades, al tiempo que el Nasdaq acumuló ocho jornadas de subidas.

El único valor del Dow Jones que hoy registró descensos fue Cisco, el mayor fabricante mundial de tecnología de redes informáticas, que terminó con un descenso del 0,52%, en un día en que el conjunto del sector tecnológico subió el 1,39%, después de que IBM anunciara la compra de Netezza por US$1.700 millones.

Los títulos de IBM subieron el 1,23%, mientras que los de Netezza, especializada en almacenamiento y análisis de datos informáticos, avanzaron el 14,92% y terminaron a US$28,27.

Ese último precio supera los US$27 ofrecidos por IBM para cerrar la compra de Netezza (que ya suponían una prima del 9,8% respecto al precio de cierre del viernes), lo que da a entender que los inversores confían en que aparezca otra compañía interesada en esta misma empresa y presente una oferta de compra más elevada.

En otros mercados, los contratos de oro más negociados en la Bolsa Mercantil de Nueva York alcanzaron hoy un nuevo récord histórico, por tercer día consecutivo, al terminar la jornada bursátil a US$1.280,8 por onza, al tiempo que los bonos de deuda estadounidense a diez años ofrecían una rentabilidad del 2,7%.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?