| 8/31/2007 12:00:00 AM

Consorcio anglo-holandés se quedará en la Argentina

En declaraciones que publica el viernes el diario Clarín, Aranguren desmintió versiones generadas a causa de informes, no confirmados, de que se iría de este país la petrolera Exxon Mobil.

Buenos Aires.- El consorcio petrolífero Royal Dutch-Shell, de capitales anglo-holandeses, no se retirará de la Argentina, declaró el titular de su filial local, Juan José Aranguren.

"No sé si estaremos (en la Argentina) otros 93 años, como estuvimos hasta ahora, pero no se está evaluando irnos del país", dijo el empresario.

Shell ha mantenido tirantes relaciones con el gobierno del presidente Néstor Kirchner, que ha aplicado varias multas a la empresa por presuntas violaciones a la ley que regula el abastecimiento de insumos esenciales, como los combustibles.

La semana pasada el secretario de comercio interior, Guillermo Moreno, pidió a la justicia que aplicara a los directivos de Shell las penas de prisión contempladas en la Ley de Abastecimiento. La causa sería las reducciones de suministro a sus gasolineras de fuel oil y gas oil en que habría incurrido Shell durante el actual invierno austral.

El directivo de Shell añadió que "más allá de las dudas de si la ley de abastecimiento está vigente o no, habría que evaluar si realmente la empresa cometió un delito".

"Lo que puedo decir es lo que ya he dicho en 2004, que habíamos tomado la decisión de permanecer en algunos países de la región, uno de los cuales era la Argentina", expresó Aranguren.

En la Argentina tanto Shell como Exxon sólo refinan crudo y comercializan combustibles y lubricantes.

En cambio tanto Repsol-YPF, de capital mayoritariamente español, como la brasileña Petrobras también producen petróleo y gas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?