| 4/23/2013 4:27:00 PM

Considerables retrasos en miles de vuelos en EE.UU.

Los retrasos en miles de vuelos continúan en Estados Unidos a consecuencia de las medidas de recorte del gasto que comenzaron a ser aplicadas esta semana y que incluyen los permisos sin sueldo a parte de los 47.000 empleados de la Dirección Federal de Aviación.

Los principales aeropuertos afectados son los de la costa este, especialmente los nacionales de LaGuardia en Nueva York y el Reagan de Washington, que registraban hoy retrasos de cerca de una hora de media, según la web de gestión de tráfico aéreo Flightware.

Desde el pasado domingo, más de 12.000 vuelos han sufrido retrasos.

Además de los aeropuertos de la costa este, también se han producido numerosas demoras en otros de los principales centros de conexión aérea nacionales, como el aeropuerto de Dallas o el de Los Ángeles.

La FAA anunció el pasado mes de marzo que se vería obligada a cerrar las torres de control de 149 aeropuertos regionales para hacer frente a los recortes previstos, de 637 millones, de ahora al final del año fiscal 2013, que concluye el 30 de septiembre.

El director de la FAA, Michael Huerta, ya advirtió ante el Congreso a finales de febrero que estos recortes sobre la agencia podrían ocasionar también retrasos en los vuelos dentro del país, debido al descenso del personal operativo.

De este modo, cerca de 15.000 empleados, entre ellos controladores aéreos, deberán tomarse un día de baja no remunerada por cada diez días de trabajo.

Por su parte, el secretario de Transporte de EE.UU., Ray Lahood, reconoció hoy los problemas ocasionados por la entrada en vigor de estos recortes presupuestarios, pero afirmó que no tiene otra opción y que el problema debe resolverlo el Congreso, quien acordó la medida como parte del plan de reducción del abultado déficit.

"Llevo hablando de estas bajas por varios meses. Aquí no hay ningún cálculo político. Es una mala práctica que aprobó el Congreso y ellos deben arreglarlo", indicó Lahood en una conferencia telefónica con periodistas.

Los retrasos y demoras, que afectan principalmente a vuelos interiores, han generado cruces de declaraciones entre legisladores republicanos y demócratas.

Por su parte, también la Casa Blanca se ha pronunciado al respecto al asegurar que las acciones de la FAA son consecuencia de los abruptos recortes del gasto aprobados por el Congreso.

"Seamos claros acerca de las acciones tomadas por la FAA y las acciones que no puede tomar debido al modo en el que el presupuesto está estructurado y la manera en la que ley que impone estos recortes está escrita", aseveró Jay Carney, portavoz presidencial.

"Sólo el Congreso puede actuar para detener estos retrasos", subrayó Carney en su rueda de prensa diaria. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?