| 8/14/2007 12:00:00 AM

Conpes aprobó política nacional para Mipymes

En materia de emprendimiento se diseñará una estrategia para que en la creación de empresas se tengan en cuenta aspectos como: instrumentos de financiación en los segmentos de capital semilla, capital de arranque y capital de riesgo.

Bogotá_ Con el propósito de que las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), se constituyan en una fuente constante de generación de ingresos y empleo, al tiempo que incrementan participación en los mercados nacional e internacional, el Gobierno pondrá en marcha una política de Estado para la transformación productiva y la promoción de este sector de la economía colombiana.

En este sentido, el documento aprobado por el Consejo Nacional de Política Económica y Social, Conpes, incluye tareas para garantizar la colocación efectiva de recursos de largo plazo para las Mipymes, a través del fortalecimiento de las líneas de crédito de Bancoldex. También se contemplan acciones en los esquemas de microfinanzas de la Banca de Oportunidades; promoción de esquemas de banca comunal y fondos autogestionados; establecimiento de una política de estímulos a los fondos de inversión y optimización de esquemas fiduciarios.

Como complemento, a través de Fomipyme se adelantará un programa piloto orientado al mercado de servicios de desarrollo empresarial, que prevé, entre otros, subsidios directos y parciales a los empresarios que accedan a la financiación de esa actividad, así como, fortalecimiento a la oferta institucional que ofrece este tipo de actividades.

Otra de las estrategias que se adelantarán tiene que ver con la formalización de las microempresas a través de la reducción de costos empresariales, simplificación de trámites e información acerca de los procesos, implicaciones y beneficios para legalizar su actividad.

Para facilitar el acceso de las Mipymes a los mercados interno y externo, el Gobierno actualizará los estudios sectoriales y de nuevos productos en mercados externos, al tiempo que promoverá la investigación en inteligencia competitiva.

Así mismo, fomentará su acceso a las compras del Estado y se diseñarán mecanismos para su participación a través de programas de provisión de servicios especializados en subcontratación, desarrollo de proveedores, encadenamientos productivos, formación de clusters; servicios de apoyo orientados a ayudar a licitar, suministro de información sobre oportunidades para participar en procesos de contratación, desarrollo de capacidades para la preparación de ofertas, acceso a financiación para comprar suministros y mejoras de capacidades operativas y técnicas.

En materia de emprendimiento se diseñará una estrategia para que en la creación de empresas se tengan en cuenta aspectos como: instrumentos de financiación en los segmentos de capital semilla, capital de arranque y capital de riesgo; adecuar instrumentos no financieros con potencial para atender el segmento de creadores de empresa; desarrollar estrategias tributarias diferenciadas, reducir los costos y las transacciones que cubran los primeros años de operación; fortalecer las redes de cooperación entre universidades, sector privado y entidades del Estado para impulsar el surgimiento de emprendimientos.

Además de fortalecer la capacidad de innovación y transferencia de tecnología de este segmento empresarial, se optimizarán los programas de acceso y uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones -TICS-, así como las acciones de articulación productiva y de asociatividad empresarial.

Para mejorar el acceso a la formación para el trabajo se definirá un porcentaje del presupuesto del Programa Nacional de Formación Especializada y Actualización Tecnológica del Recurso Humano, para la atención de los proyectos que presenten las micro y pequeñas empresas.

“Las estrategias para el desarrollo de las Mipymes aprobadas por el Conpes fueron concertadas con las diferentes instituciones del Gobierno, el sector privado y académico, así como con algunos organismos de cooperación internacional”, dijo la directora de Planeación, Carolina Rentería, quien anunció que las acciones que se emprendan harán parte de la Política Nacional de Competitividad.

Entre las recomendaciones dadas por el Conpes a las diferentes entidades comprometidas con el sector de las Mipymes, se incluyen, entre otros, los siguientes plazos:

· En seis meses y en coordinación con el sector privado, elaborar una lista de los trámites prioritarios a simplificar para ser presentada al Grupo de Racionalización y Automatización de Trámites.

· En un año realizar un estudio que determine los costos asociados a la creación y formalización de empresas, así como el uso actual de estos recursos. El estudio debe incorporar recomendaciones para su racionalización.

· En seis meses consolidar una estrategia de asociatividad empresarial que contemple el apoyo, acompañamiento y asesoría para el desarrollo y fortalecimiento de clusters.

· En un año, ajustar o crear programas de formación de personal gerencial y técnico para liderar procesos de innovación empresarial.

· En un plazo de seis meses, financiar el 100 por ciento del costo de las capacitaciones, que no son ofrecidas por los cursos regulares del SENA, cuando se trate de proyectos presentados por conglomerados de micro y pequeñas empresas.

· En seis meses diseñar un programa para la realización de estudios y el levantamiento de información primaria sobre el sector de la microempresa y la economía informal.

· En un plazo de seis meses elaborar un borrador para reglamentar la Ley 1150 de 2007, nuevo Estatuto General de Contratación, que reformó la Ley 80 de 1993.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?