| 11/23/2006 12:00:00 AM

Congreso venezolano aprueba presupuesto del 2007

Durante este año, el gobierno trabajó con un presupuesto fiscal de unos 87 billones de bolívares (unos 40.465 millones de dólares).

Caracas.- La Asamblea Nacional aprobó el jueves el presupuesto fiscal para el próximo año de 115,2 billones de bolívares (unos 53.581 millones de dólares), lo que constituye un incremento de 32,4% en comparación con el del 2006, informó la agencia estatal de noticias.

El Congreso, que integran 167 diputados oficialistas, dio el jueves la aprobación al presupuesto del 2007 en el que se prevé que el tipo de cambio oficial se mantendrá en 2.150 bolívares por dólar, indicó la Agencia Bolivariana de Noticias.

El Banco Central de Venezuela (BCV) y el gobierno no han realizado ajustes en la paridad desde comienzos del 2005 cuando se decretó una devaluación de 12%.

El Ministerio de Finanzas realizó los cálculos del presupuesto bajo el escenario de que la inflación será el próximo año de 12% y el crecimiento económico será de 6% del producto interno bruto (PIB).

El aparato producto venezolano registró durante los primeros nueves meses de este año una activación de 10,2% del PIB. El BCV ha estimado que la inflación culminará el 2006 en una cifra cercana al 15%, una de las más altas de la región.

El gobierno del presidente Hugo Chávez estableció desde febrero del 2003 un control de cambios para detener la fuga de capitales que se generó luego de un paro opositor de dos meses.

Durante los tres años de control de cambio el gobierno y el BCV han realizado dos devaluaciones.

Al inicio del control el tipo de cambio era de 1.600 bolívares por dólar. En febrero del 2004 el BCV y el gobierno llevaron la paridad a 1.920 bolívares por dólar.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?