| 10/3/2007 12:00:00 AM

Congreso venezolano aprueba contratos sobre faja petrolera

La Asamblea Nacional venezolana aprobó los nuevos convenios de asociación que le dan a la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) la mayoría accionaria en los cuatro proyectos de crudos pesados de la faja oriental del Orinoco.

Caracas_El congreso, integrado en su totalidad por aliados del presidente Hugo Chávez, autorizó el martes los acuerdos que suscribió PDVSA hace tres meses para constituir con la estadounidense Chevron Corp, la británica BP PLC, la francesa Total SA y la noruega Statoil ASA, unas empresas mixtas que se encargarán de administrar las asociaciones de la faja.

El gobierno venezolano nacionalizó en mayo pasado los cuatro proyectos de la faja y asumió la mayoría accionaria de las asociaciones, como parte de un proceso que adelanta Chávez para llevar al país a un modelo socialista.

Chevron, BP, Total y Statoil accedieron a trabajar con PDVSA en condición de accionista minoritario, pero los conglomerados estadounidenses Exxon Mobil Corp. y ConocoPhillips decidieron salir de los proyectos de la faja que manejaron por una década.

Exxon Mobil anunció el mes pasado que llevará a arbitraje internacional a PDVSA por el caso de la faja. Los representantes de ConocoPhillips aun se mantienen en conversaciones con el gobierno venezolano para tratar de llegar a un arreglo.

Como parte del acuerdo, Total y Statoil pagarán un bono de 130 millones de dólares, mientras que Veba Oil & Gas Cerro Negro, que es la filial de BP, cancelará 50 millones de dólares.

En el convenio suscrito con Chevron no se incluye una cláusula monetaria.

La faja del Orinoco tiene un importante valor estratégico debido a las reservas de crudo y gas que posee.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?