| 2/12/2009 12:00:00 AM

Congreso EEUU preparado para debate final a estímulo

WASHINGTON- El Senado de Estados Unidos tratará de someter el plan de estímulo económico de 789.000 millones de dólares a un debate final este jueves, pero la aprobación definitiva del Congreso al paquete destinado a sacar a la economía de una recesión podría aplazarse hasta el viernes.

"Es nuestra intención tratar de someterlo a consideración hoy", dijo el asistente del líder de la mayoría del Senado Richard Durbin, un día después que negociadores del Congreso acordaron un pacto sobre la medida.

Durbin indicó que se trabajaba en los detalles finales del plan.

Altos asesores de los dirigentes de la Cámara de Representantes dijeron que la Cámara probablemente debata y vote el proyecto de recortes impositivos y gasto del Gobierno el viernes, pero la agenda aún se discutía.

El presidente Barack Obama, que insiste en que es necesaria una decisión rápida sobre la legislación de estímulo para evitar una "catástrofe" económica", quiere firmar el plan y convertirlo en ley en los próximos días.

La urgencia de tener listo el paquete fue resaltada por datos del Gobierno difundidos el jueves, que mostraron que el número de nuevos trabajadores que solicitó el seguro estatal de desempleo bajó la semana pasada pero menos de lo esperado, indicando que el mercado laboral sigue enredado en la recesión.

Los demócratas sostienen que su paquete de estímulo permitiría la creación y salvaría hasta cuatro millones de empleos.

El paquete de estímulo se divide entre un 36 por ciento para recortes impositivos y un 64 por ciento para el gasto y otras iniciativas, justo por debajo del 40/60 por ciento que pidió Obama para apuntalar su esfuerzo de sacar a la economía estadounidense de una recesión que comenzó en diciembre del 2007.

Los negociadores firmaron un pacto de compromiso el miércoles en la noche tras conversaciones maratónicas entre un pequeño grupo de negociadores en la Cámara de Representantes y en el Senado, con el objetivo de reconciliar las diferentes versiones del plan aprobadas previamente por cada una de las cámaras.

Los republicanos criticaban el enorme costo del paquete en momentos en que se proyecta que el déficit presupuestario de Estados Unidos alcance la cifra astronómica de un billón de dólares este año, sin incluir este plan de emergencia.

Pero Durbin dijo que sin el gasto de emergencia, la situación de la economía empeoraría -y junto a ella el déficit- ya que los ingresos del Gobierno disminuyen en una economía en contracción.

Como parte de su campaña para ganar apoyo al paquete, Obama se trasladará el jueves a Peoria, estado de Illinois, para visitar una planta propiedad del fabricante de equipo pesado Caterpillar Inc., de la que ha dicho que recontratará algunos trabajadores despedidos si el paquete de estímulo es aprobado.

"Estamos a punto de conseguir que este plan sea aprobado por el Congreso, pero el trabajo no terminó", dijo Obama. "Cuando lo hagamos, el desafío pasará a administrar exitosamente esta tarea de enorme alcance y escala", afirmó.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?