| 3/29/2007 12:00:00 AM

Congreso ecuatoriano al centro de la polémica

En medio de una crisis política de inicios de marzo ocasionada por la pugna entre el Tribunal Electoral y el Congreso, que derivó en la destitución de 57 diputados de oposición, Cevallos dio salida al problema cuando permitió el juramento de los suplentes de los legisladores cesados, con lo cual parecía volver la calma.

Quito.- El Congreso y principalmente su presidente Jorge Cevallos se han convertido en las últimas semanas en protagonistas y el centro de la inestabilidad política de este país debido a las polémicas decisiones adoptadas.

Los 57 diputados (del total de 100 del Congreso) fueron destituidos por el Tribunal Electoral por su oposición a la consulta popular que debe decidir el llamado a una asamblea constituyente de plenos poderes, cuya meta principal es hacer una nueva carta magna, atendiendo la oferta del presidente Rafael Correa desde la época de campaña.

Tras pocos días de aparente calma política, y cuando la actividad del poder legislativo parecía normalizarse después de dos semanas de total paralización, Cevallos acogió inesperadamente el miércoles un recurso de amparo que ordenaba la reincorporación al órgano legislativo de los 57 diputados, suspendió las sesiones del organismo hasta el martes y desencadenó un nuevo período de inestabilidad y paralización de ese organismo.

En declaraciones a canal 4 de televisión Cevallos explicó que adoptó la decisión de restituir a los congresistas porque es "una acción dentro del marco jurídico y de las leyes ... de esa línea de conducta no me va a sacar nadie".

"El juez constitucional de la república concedió un amparo constitucional a los 57 legisladores y de acuerdo ... a la constitución mi obligación era acatar (el fallo)", argumentó.

Añadió que "tenemos que ceder de parte y parte, reconocer que hay errores de parte y parte y buscar un salida legal a este problema, porque el país ya no aguanta más".

El Juez XV de Guayaquil, Juan Ramírez, ordenó el martes la restitución de los congresistas a sus cargos, en una polémica decisión rechazada por el presidente del Tribunal Electoral, Jorge Acosta, quien en canal 8 de televisión señaló que "evidentemente, el juez ha cometido prevaricato, ha actuado por afecto-desafecto".

Agregó que la decisión del juez "deja sin efecto una sanción que castigó un acto de interrupción directa, ese momento está yéndose en contra del proceso electoral, porque está restituyendo las causas que motivaron al Tribunal a tomar la decisión".

El Tribunal Electoral destituyó de su cargo el miércoles al juez Ramírez, quien en canal 4 adujo que su decisión está "dentro de las normas que rige la constitución, en los principios y preceptos constitucionales".

Aclaró que no tiene vínculos con ningún partido ni movimiento político y que no ha recibido presiones de ninguna índole.

En un discurso el miércoles, el Presidente Correa denunció que los opositores preparaban una "campaña terrible" y millonaria para desprestigiar a su gobierno y a la asamblea. Consideró que el fallo del juez "además de ser absolutamente ilegal ... es absolutamente ilegítimo. Todos sabemos que esos 57 diputados están sancionados correctamente".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?