| 1/5/2007 12:00:00 AM

Congreso de Ecuador se posesiona con mayoría opositora

En los últimos días, las partes han defendido casi a ultranza sus argumentos a favor y en contra de la propuesta y parecería que nadie está dispuesto a ceder posiciones.

Quito.- El nuevo congreso ecuatoriano asume este viernes sus funciones en medio de un clima de expectativa por una inminente confrontación política entre una mayoría opositora y el futuro gobierno de Rafael Correa, debido a la propuesta del presidente electo de impulsar una asamblea constituyente.

Ante anuncios de movilizaciones de grupos sociales e indígenas en las cercanías del congreso, para expresar su apoyo a la asamblea, la mayoría de diputados decidió a última hora y por "seguridad", iniciar sus sesiones donde solían hacerlo hasta hace poco y no en el reconstruido edificio del parlamento que sufrió un incendio en marzo del 2003 y que estaba listo para la ceremonia.

"La actitud del presidente Correa significa una pésima señal para el Ecuador, así no se puede gobernar ... se debe tener armonía conciliación, comunicación como la única forma de tener éxito", dijo la diputada Gloria Gallardo, del opositor partido Renovador Institucional (PRIAN). Correa, de tendencia izquierdista, ha anunciado que su primera acción en el gobierno será convocar a una consulta popular en la que se decida la instalación o no de una asamblea constituyente. Su idea es "inclaudicable" porque será para cumplir la voluntad del pueblo que pide cambios, según ha dicho.

"No son trece millones de ecuatorianos que se tienen que someter a sus caprichos, sino que democracia significa que ellos se tienen que someter a la voluntad soberana del pueblo", afirmó recientemente Correa, en alusión a los partidos políticos opositores, a los que califica como "mafias políticas". Por su parte, una mayoría opositora en el nuevo congreso, de 100 legisladores, conformada por partidos populistas y de derecha, a los que se ha denominado mayoría "anti constituyente", podría truncar el camino para la propuesta de Correa.

Es grupo estaría conformado por el PRIAN, del ex rival de Correa en las elecciones, Alvaro Noboa, que tiene 28 diputados; el partido Sociedad Patriótica (PSP), del ex presidente Lucio Gutiérrez, con 24 legisladores, y los partidos derechistas, Social Cristiano (PSC), que cuenta con 13 curules y Unión Demócrata Cristiana (UDC) que tiene 5.

Los políticos opositores argumentan que la figura de asamblea constituyente no está contemplada en la Constitución y que una asamblea podría traer inestabilidad e incertidumbre social, política y económica. Según la ley, la presidencia del congreso le corresponde a un legislador del PRIAN, la primera vicepresidencia a Sociedad Patriótica y la segunda vicepresidencia a un diputado de minorías.

Derivado del número de diputados que consiguieron esas tiendas políticas se anticipa que dominarán casi todas las comisiones legislativas y obtendrán votos para designar autoridades electorales y otros funcionarios cuya nominación depende del congreso. Tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo, elegidos para un periodo de cuatro años, defienden sus acciones sobre la base del respaldo obtenido al ganar sus respectivas elecciones con el voto popular.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?