| 9/11/2008 12:00:00 AM

Congreso aprueba santuario ballenero en aguas chilenas

SANTIAGO DE CHILE  _ El Congreso aprobó declarar santuario de ballenas los 5,3 millones de kilómetros cuadrados de aguas jurisdiccionales chilenas, en las que no se podrá cazar los grandes cetáceos, informó el jueves el Centro de Conservación Cetácea (CCC).

En un hecho casi inédito, la Cámara de Diputados el miércoles y el Senado el jueves, aprobaron por unanimidad el proyecto de ley que declara a Chile Zona Libre de Caza de Cetáceos.

Hace poco las ballenas también fueron declaradas monumento natural.

Como la legislación local no contempla la existencia de santuario ballenero, se optó por declarar las aguas jurisdiccionales como libres de caza comercial y científica, y al cetáceo como monumento natural, lo que convierte las aguas chilenas del Pacífico en un virtual santuario.

Se informó que la ley irá acompañada de un marco legal que establecerá sanciones penales para quienes dañen a los cetáceos y regulará incluso el acercamiento a las ballenas, para no perturbarlas.

La idea del santuario ballenero fue impulsada por el CCC, la organización Ecocéanos, y la asociación de pescadores de Chile, y este santurio será el primero en Sudamérica. Un intento similar de Argentina y Brasil en el Atlántico sur ni siquiera fue presentado en la sesión anual de junio de la Comisión Ballenera Internacional, CBI, tras acordar que sus 81 miembros actuarán por consenso.

Hasta ahora, Costa Rica, México y Panamá ya prohibieron la caza de ballenas en sus aguas, al igual que Argentina y Brasil.

En el mundo existen dos santuarios balleneros, el Austral en aguas antárticas y el del Océano Indico, al que se agregará el chileno.

Anualmente Japón manda su flota ballenera a cazar a los grandes cetáceos con arpones explosivos en las aguas antárticas, a donde las ballenas llegan para alimentar a sus crías, las que muchas veces también son muertas. Fotos que muestran esas actividades niponas fueron divulgadas en febrero por el gobierno de Australia.

Bárbara Galletti, presidenta del CCC, dijo el jueves que "este es el legado ambiental más importante para las generaciones futuras y es la base para construir nuevos acuerdos para la conservación de nuestra biodiversidad".

Juan Carlos Cárdenas, director de Centro conservacionista Ecocéanos, declaró que "este es el primer hito histórico del siglo XXI en materia de conservación de las especies y sus ecosistemas y demuestra que la participación informada de la ciudadanía organizada logran generar cambios en la dirección de una nueva relación con la naturaleza...".

Ahora el proyecto volverá al ejecutivo y luego de algunos trámites burocráticos, la presidenta Michelle Bachelet promulgará la nueva ley, según se ha anticipado. Se espera que sea firmado antes del 15 de septiembre, previo a la reunión intersesional de la CBI en Estados Unidos, donde se volverán a analizar los temas más candentes y que molestan a Japón, el principal cazador mundial de ballenas bajo el pretexto de investigación científica.

En Chiloé y el Golfo del Corcovado, en el extremo sur, se ha vuelto a ver a la ballena azul, el animal más grande de la tierra, y desde las costas chilenas se han avistado 43 tipos de cetáceos, poco más del 50% de todas las especies del mundo.

Antes de la aprobación del santuario en aguas chilenas, las ballenas sólo estaban protegidas por una veda temporal hasta el 2025.
 
 
(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?