| 9/19/2007 12:00:00 AM

Congresistas piden acabar negligencia de EEUU hacia Brasil

Brasil es visto en Washington como el país que frenó el avance regional del libre comercio a través del ALCA y el establecimiento de nuevos términos de intercambio comercial con la ronda Doha, particularmente en el campo agrícola.

Washington.- Miembros del Congreso expresaron el miércoles su esperanza de que Estados Unidos ponga fin pronto al "periodo de ignorancia y negligencia" que ha caracterizado sus relaciones con Brasil.

"Brasil cumple con todos los factores y representa los valores que busca Estados Unidos en sus amigos más cercanos", dijo Eliot L. Engel, presidente del subcomité para el Hemisferio Occidental de la Cámara de Representantes. "Pero nunca le hemos prestado mucha atención a lo que está pasando en ese país", afirmó el congresista demócrata en una audiencia ante su panel para hablar sobre el actual nivel de las relaciones brasileño-estadounidenses.

Engel dijo que en noviembre viajará a Brasil al frente de una delegación de legisladores demócratas y republicanos para hablar de temas que preocupan al gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva en sus relaciones con Washington.

Lula sostuvo un encuentro con el presidente George W. Bush en Camp David en marzo en el cual dijo que para resolver el "reto inmenso" de mejorar el comercio, seguridad, medio ambiente y lucha contra la pobreza se requiere "el diálogo y respeto mutuo por el diálogo". Dan Burton, el republicano de mayor rango en el subcomité de Engel, dijo que debido al descuido de Estados Unidos con sus vecinos "hoy tenemos a un hombre en Sudamérica que está forzando su camino hacia la izquierda".

Burton identificó a ese protagonista como el presidente venezolano Hugo Chávez y alertó que si continuaba la tendencia de Washington de no prestarle atención a Centro y Sudamérica "lo que tendremos es inestabilidad y dificultades en el futuro".

Paulo Sotero, director del Instituto Brasil en el Centro Internacional Woodrow Wilson, uno de los llamados a comparecer en la audiencia, dijo que el surgimiento del populismo en Sudamérica "ha hecho que Brasil reformule sus políticas y reafirme su interés nacional en la estabilidad de la región".

Dijo que los esfuerzos de Chávez de "reducir los problemas de Sudamérica al enfrentamiento con Estados Unidos, a la vez que consolida un objetable régimen autoritario financiado mayormente por ganancias de las exportaciones de crudo a Estados Unidos, han sido claramente rechazados por el gobierno de Lula y la sociedad brasileña".

Stanley A. Gacek, director del departamento internacional de la federación sindical AFL-CIO, dijo que Brasil todavía seguía llevando la carga de años de esclavitud laboral, pobreza masiva y desigualdad en los ingresos.

Gacek pidió que en cualquier entendimiento con Brasil hacia unas mejores relaciones se incluya en el debate a las organizaciones laborales y sus objetivos. Mark Smith, director para las Américas de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, se quejó de la forma en que Brasil enfrenta situaciones de interés empresarial como los patentes y pidió que los beneficios que se le conceden a través del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP) sean revisados a fin de que lleguen también a las áreas más pobres.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?